¿Qué se puede y que no se puede patentar?

“Para inventar, necesitas una buena imaginación y una pila de chatarra”, decía Thomas A. Edison. Habría que añadir que, en ocasiones, puede hacernos falta una patente. Pero, ¿qué papel juegan las patentes en el mundo actual? ¿Cómo de un descubrimiento puede derivarse una invención? ¿Qué se puede y que no se puede patentar? ¿Cómo es el día a día de un inventor? Para intentar responder a estas cuestiones se celebra el 15 de febrero la Jornada de Patentes “De la invención a la sociedad”, organizada por La Universidad Autónoma de Madrid, la Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid, la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y el Centre de Patents de la Universitat de Barcelona (UB). El acto tendrá lugar en el Salón de Actos del Pabellón C de la Ciudad Universitaria de Cantoblanco, (C/Einstein, 13, Cantoblanco, Madrid), de 10 a 14.15 horas.

Abordarán interesantes cuestiones como el papel que juega la propiedad industrial o qué es lo primero que ha de hacer un investigador cuando cree tener una invención patentable.

Por cierto que, en relación con las patentes y la biotecnología, hay un interesante artículo de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual aquí: http://www.wipo.int/sme/es/documents/patents_biotech.htm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *