Descubiertas especies jurásicas en charcas de la Península

En pequeñas charcas de Madrid, Castilla la Mancha y Castilla y León se han encontrado nueve especies de anostráceos, unos crustáceos branquiópodos de medios acuáticos. El hallazgo supone un gran avance en el estudio de este superorden y demuestra que están presentes en muchas más áreas de las que se habían investigado hasta ahora.

Especies jurásicas – Blog COBCM
Fuente de la imagen: Mirada Natural.

El hallazgo de nueve especies de anostráceos en pequeñas charcas del interior peninsular (en concreto, en Madrid, Castilla y León y Castilla la Mancha) por parte de investigadores del MNCM (Museo Nacional de Ciencias Naturales) permite ampliar la zona de distribución de este superorden más allá de lo estudiado hasta el momento. Los hallazgos demuestran que que hay más densidad de anostráceos en charcas de poco tamaño que en humedales o en grandes lagos y lagunas.

Una de las mayores curiosidades de los anostráceos es que pertenecen a los grupos de especies que hoy en día se consideran “fósiles vivientes”, que han sobrevivido desde hace 200-150 millones de años (desde el Jurásico) sin cambios importantes en su morfología. En concreto, los anostráceos pueden vivir tanto en aguas dulces como saladas, e incluso se crían como mascotas de acuarios y para cultivos de las piscifactorías.

A pesar de haber sobrevivido durante millones de años sin apenas cambios, estas especies de anostráceos son bastante frágiles porque tienen una vida muy corta, relacionada directamente con las charcas estacionales. Viven apenas 15 días y ponen unos huevos “de resistencia” que permanecen enterrados soportando condiciones extremas incluso durante décadas, hasta que eclosionan cuando entran en contacto de nuevo con un medio húmedo.

Los investigadores del MNCN lamentan que la continuidad de estas especies jurásicas supone un auténtico reto debido a las dificultades para la protección de sus delicados hábitats. Se trata de charcas de tamaño reducido, estacionales y muy afectadas por la contaminación por herbicidas y otros compuestos como los productos fitosanitarios.

Fuente: Ecoticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *