Estudios científicos y la responsabilidad ética

Uno de los grandes dilemas en la investigación científica tiene que ver con la responsabilidad ética y las obligaciones que deberían cumplir las publicaciones (tanto las más prestigiosas a nivel internacional como las más restringidas a un ámbito local): ¿cómo establecer límites a los artículos sin caer en la censura pero asegurando que la información publicada es verídica y que no pretende “vender” nada al lector?

Responsabilidad publicaciones científicas – Blog COBCM

Estudios científicos difíciles de verificar al 100%

Thomas C. Südhof, profesor en la Universidad de Stanford (en el Departamento de Fisiología Molecular y Celular) e investigador que ha publicado estudios desde principios de los años 80, ha escrito ahora reflexiones personales sobre el complicado mundo de las publicaciones científicas.

Según este autor, cada vez más profesionales de distintos colectivos están desarrollando gran escepticismo ante las publicaciones científicas, y se generan cada vez más dudas sobre la autenticidad de los resultados que se dan a conocer en la comunidad científica, incluso los que llevan el sello de las publicaciones más prestigiosas del mundo. Y esta desconfianza provoca que el público en general cada vez desconfíe más de esos estudios o que incluso desarrolle aversión o escepticismo ante el método científico y la ciencia en general.

Desde el punto de vista de Südhof, uno de los problemas principales a los que se enfrenta la investigación es precisamente la cuestión de la responsabilidad ética de las publicaciones: al igual que los grandes grupos farmacéuticos no deberían vender medicamentos –ni otros productos– cuya eficacia no esté probada, las revistas científicas no deberían publicar estudios ni resultados que no sean verídicos o que se hayan manipulado para “vender” algún tipo de producto o convicción.

Estas ideas parecen responder a cuestiones de lógica básicas, pero en realidad es difícil establecer mecanismos eficaces de control o vigilancia de esas responsabilidades. ¿Cómo podría una revista científica saber, con una convicción del 100%, que los estudios firmados por prestigiosos investigadores no tienen ningún tipo de sesgo?

Se trata, sin duda, de un fantástico tema para reflexionar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *