Hallan restos de un mosasauro gigante

Un grupo de científicos ha encontrado restos de un enorme mosasauro, un animal depredador del periodo Cretácico que podía alcanzar hasta 10 metros de longitud y que vivía en las aguas de la Antártida.

mosasauro – blog cobcm
Imagen correspondiente al abstract gráfico del artículo publicado por Rodrigo A. Otero et al. en la revista Cretaceous Research (volumen 70, febrero de 2017): Kaikaifilu hervei gen. et sp. nov., a new large mosasaur (Squamata, Mosasauridae) from the upper Maastrichtian of Antarctica.

Los mosasauros son especies gigantes del periodo Cretácico que habitaban las aguas de la zona de la Antártida (en aquel periodo, hace alrededor de 66 millones de años, las temperaturas no eran tan frías como las actuales en esa parte del planeta). Estos animales gigantescos eran los mayores depredadores de la zona, según los restos que se han hallado hasta el momento.

Sabemos de la existencia de estas especies desde hace pocos años: hasta 2010 no se encontraron los primeros indicios de los mosasauros, y las investigaciones comenzaron cuando se encontró en la isla de Seymour un cráneo que medía alrededor de 1,2 metros de longitud.

Los expertos se han volcado desde entonces en la búsqueda de más restos del mosasauro, cuyo nombre científico es Kaikaifilu hervei. La especie es un enorme reptil acuático, depredador, capaz de alimentarse de otros reptiles marinos de gran tamaño (incluso de animales con dimensiones similares a las de las ballenas actuales, como por ejemplo los plesiosaurios). Vivieron hace aproximadamente 66 millones de años y fueron contemporáneos de especies como el Tyrannosaurus rex, por lo que los científicos suponen que la especie pudo desaparecer también a la vez, en la extinción masiva que, se cree, pudo provocar el choque de un meteorito en la Tierra.

Los nuevos restos encontrados son solo la segunda evidencia de la existencia de mosasaurios, por lo que el campo a la investigación sigue abierto. Desde el descubrimiento de 2010 no se había vuelto a encontrar ningún cráneo de esta especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *