La “ardilla vampiro”, grabada por primera vez en vídeo

Por primera vez se ha obtenido evidencia en vídeo de la famosa “ardilla vampiro”, Rheithrosciurus macrotis). Se trata de un animal que se había dejado ver en muy pocas ocasiones, por lo que se había llegado a considerar casi un ser mitológico, una leyenda.

La "ardilla vampiro", captada por primera vez en vídeo
¿Imaginas una ardilla que bebe sangre de ciervos? Aunque ese comportamiento sea solo parte de una leyenda, la especie existe y se ha captado por primera vez en vídeo.

Durante mucho tiempo ha circulado la leyenda de la posible existencia de una ardilla muy peculiar en la isla de Borneo: una ardilla que, a pesar de su apariencia suave y adorable, y aunque solo mide 35 cm de alto, es capaz de saltar desde los árboles para atacar a los ciervos del bosque y beber su sangre.

Aunque se habían tomado algunas fotografías de Rheithrosciurus macrotis, hasta ahora no había sido posible captarlas en vídeo. Por fin se ha obtenido una grabación gracias a los trabajos llevados a cabo en el Parque Nacional Gunung Palung. Los investigadores dispusieron repartieron 35 cámaras detectoras de movimiento para entender mejor el funcionamiento de los ecosistemas de los bosques. Y después de unas semanas, llegó el resultado: pudieron detectar por primera vez a la famosa “ardilla vampiro” en movimiento.

Las cámaras pueden grabar en color, pero cambian automáticamente a infrarrojos en condiciones de baja luminosidad. Esto explica que el vídeo obtenido sea en blanco y negro.

Los resultados son esperanzadores, ya que la obtención de más imágenes en el futuro ayudaría a entender mejor el comportamiento de estas ardillas: el hábitat que prefieren, sus ritos de apareamiento y sus relaciones con otras especies.

La ardilla tiene una de las dietas más especializadas en el bosque, y los científicos esperan obtener más información sobre sus métodos para obtener los alimentos.

En cuanto a la leyenda sobre su comportamiento vampírico, los científicos afirman en clave de humor que se sorprenderían mucho si se captara en vídeo a las ardillas atacando a los ciervos para beber su sangre.

Fuente (y vídeo): Science Magazine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *