La clonación y su límite ético

El doctor Ian Wilmut junto a la oveja Dolly

En estas últimas semanas, ha vuelto salir a los medios de comunicación la controvertida clonación de mamíferos. Veintidós años después del primer mamífero clonado a partir de una célula adulta, la archiconocida Oveja Dolly, en Edimburgo, ha sido noticia la clonación de dos primates superiores con la misma técnica que se utilizó entonces.

Aunque ya se habían producido clones en laboratorio de animales más pequeños, la importancia de este método es que demostró que el ADN de una célula adulta, ya especializada en una función, puede utilizarse para crear un organismo entero.

Hoy, 14 de febrero de 2018, hace quince años que se sacrificó a la Oveja Dolly. Si quieres saber más sobre ella, haz click aquí.

Según la R.A.E., un clon es:

  1. m. Biol. Conjunto de células u organismos genéticamente idénticos, originado por reproducción asexual a partir de una única célula u organismo o por división artificial de estados embrionarios iniciales.
  2. m. Biol. Conjunto de fragmentos idénticos de ácido desoxirribonucleico obtenidos a partir de una misma secuencia original.

El método utilizado para la clonación de estos primates

Lo primero que se necesita es “reprogramar” células de un individuo adulto para mantenerlas vivas sin que crezcan. Esto se consigue alterando el medio de crecimiento. A continuación, se inyecta una de las células en un óvulo no fecundado al que previamente se le ha eliminado el núcleo. La fusión de ambas células se consigue a través de pulsos eléctricos.

 Una vez fusionadas, hay que asegurarse de que el embrión se desarrolle, para lo que se le deja unos días en cultivo para comprobar que se divide y se desarrolla con normalidad, antes de implantarlo en una hembra que lleve a término la gestación.

Problemas éticos

Los principales problemas de estos avances científicos vienen desde la ética. En esta ocasión, con la clonación los monos Zhong Zhong y Hua Hua se está a un paso de poder clonar a personas. De hecho, el Director del Instituto de Neurociencias de Shanghái, Mu-ming Poo, responsable del equipo que ha llevado a cabo la investigación de los monos clonados, reconocía en la presentación de la misma que, en principio, esta técnica se puede aplicar a humanos.

Zhong Zhong y Hua Hua

Por lo tanto, se necesitaría una estricta regulación por parte de los gobiernos. España tiene leyes estrictas al respecto, en EEUU no existe ningún tipo de restricción a la clonación reproductiva, en China únicamente hay directrices que la prohíben. Pero es inevitable sospechar que algún organismo privado lo intente en la sombra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *