La relación entre las escamas y el esmalte dental

El esmalte de los dientes de los humanos podría tener su origen en escamas de peces ya extintos, según han explicado un grupo de investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) y del Instituto de Paleontología y Paleoantropología Vertebrada de la Academia de Ciencias (China).

La relación entre las escamas y el esmalte dental

A partir de la combinación de fósiles y datos genéticos, los científicos han podido comprobar que el esmalte dental actual guarda muchas similitudes con la ganoína, un tipo de tejido que se ha encontrado en algunos peces primitivos o extintos, como el Lepisosteus oculatus. Del mismo modo, se han encontrado en otros peces primitivos –como el Latimeria chalumnae– proteínas que también están presentes en nuestro esmalte: la amelogenina y la ameloblastina, entre otras. Todo apunta a que algunas de estas “coincidencias genéticas” podrían remontarse incluso a los sarcopterigios más antiguos, según las evidencias fósiles conocidas hasta ahora.

Las conclusiones se han obtenido mediante un estudio detallado del genoma del Lepisosteus oculatus, que demostró que sus genes participan activamente en la deposición de la ganoína. También se pudo comprobar que existe una relación entre las matrices del esmalte y de la ganoína.

Los resultados del estudio se han publicado en un artículo para la revista científica Nature. En palabras del autor principal, Per Erik Ahlberg, los datos demuestran cómo la evolución es capaz de transformar elementos para que puedan desempeñar funciones distintas con el paso del tiempo, incluso cuando la función original ha desaparecido por completo.

Fuente: Revista Quo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *