Así es la primera rana fluorescente del mundo

Miércoles, marzo 22nd, 2017

Un grupo de investigadores ha encontrado en Argentina la primera rana fluorescente conocida hasta ahora. Se trata de la especie Hypsiboas punctatus, que habita áreas de bosque tropical en América del Sur.

rana fluorescente blog cobcm

Hypsiboas punctatus es la primera rana fluorescente descubierta hasta el momento. Habita zonas de bosque tropical repartidas por América del Sur. En el hallazgo han participado científicos argentinos y brasileños.

La rana fluorescente utiliza señales de luz para comunicarse

Según creen los científicos brasileños y argentinos, la especie Hypsiboas punctatus utiliza sus impulsos lumínicos para comunicarse. La rana tiene además otros elementos característicos, como el colorido de la piel: una textura casi totalmente translúcida, con una tonalidad que oscila entre el amarillo y el rojo.

En el trabajo de investigación con este animal se analizaron las diferentes capas de la piel de la rana. Todo comenzó tras la captura de ejemplares de varias especies, que se expusieron a luz ultravioleta. De todos los ejemplares estudiados, solo la Hypsiboas punctatus se iluminaba.

La minuciosa investigación posterior permitió comprobar que la fuente de luz no estaba en los cromatóforos. En esta rana, la fluorescencia se debe a unas moléculas que se encuentran en el líquido linfático. Los científicos han bautizado a la principal como “Hyloin-L1”, y esta cuenta con ayuda de dos moléculas secundarias presentes en las secreciones glandulares.

En esta especie de rana, se cree que la fluorescencia tiene una función comunicativa. No hay que olvidar que estos anfibios cuentan con fotorreceptores en los ojos que están especializados en la detección de azul y verde. En condiciones de crepúsculo, la luz emitida por las especies fluorescentes se aprecia con mucha más claridad.

Los detalles de la investigación y sus resultados se pueden consultar en la publicación PNAS.

Los anfibios y la globalización

Miércoles, julio 27th, 2011

Los anfibios son un grupo de animales muy singulares ya que se trata de unos vertebrados que sufren metamorfosis. Respiran por branquias en el agua durante su fase larvaria y por pulmones en la fase adulta aunque no se alejan mucho del agua. Presentes en la Tierra desde hace unos 350 millones de años han sobrevivido hasta nuestros días con bastante éxito.

Sin embargo son un grupo de animales bastante frágiles, muy sensibles a las condiciones del entorno donde viven, y su superviviencia está amenazada por todo el mundo. La globalización no parece que les haya sentado muy bien, y en los últimos años un hongo se ha extendido como azote de ranas, sapos y anfibios en general.

La quitidriomicosis trae de cabeza a científicos y conservacionistas por todo el mundo, ya que se ha extendido por todos los rincones, posiblemente ayudado por el hombre. En España tenemos los ejemplos de estudios que se están llevando a cabo en Sierra Nevada o en la Laguna de Peñalara en Madrid para combatir a este hongo asesino.

Se han probado distintas técnicas, tratamientos térmicos, antibióticos, selección de ejemplares resistentes para su cría en cautividad… Incluso se han  creado santuarios aislados para criar poblaciones amenazadas hasta que la epidemia sea controlada.

Diversos estudios nos van acercando a posibles soluciones mientras descubrimos que en el yacimiento la Sima del Elefante en Atapuerca se han encontrado multitud de fósiles de anfibios de hace entre 350 y 250 mil años atrás, y que se corresponden en su mayoría con especies de anfibios actuales.

Imagen del Gallipato cortesía de Sekano.es