Abusar de las grasas favorece la metástasis del cáncer

Martes, diciembre 13th, 2016

Se trata probablemente de uno de los hallazgos más revolucionarios de los últimos años: un grupo de investigadores españoles ha demostrado que una dieta rica en grasas influye en el desarrollo de la metástasis en el cáncer. La “culpa” la tiene la proteína C36, responsable de captar ácidos grasos y que se utiliza también para la metástasis.

grasas dieta metástasis

Las grasas, factor que favorece la metástasis

El investigador Salvador Aznar Benitah ha dirigido un grupo de trabajo del IRB (Institut de Recerca Biomèdica, en Barcelona) que ha descubierto nueva información sobre el fenómeno de la metástasis del cáncer.

Al parecer, según estos hallazgos –que ya se han publicado en la revista científica Nature–, un exceso de grasas en la dieta podría favorecer la metástasis del cáncer, ya que se han encontrado células cancerosas capaces de iniciar ese proceso utilizando la proteína C36. Esta proteína es responsable de la captación de ácidos grasos para el organismo.

Los investigadores del IRB lograron demostrar también que los tumores que no cuentan con la proteína C36 no desarrollan la metástasis. También se ha podido comprobar que bloqueando esta proteína se pueden reducir muy significativamente los procesos de metástasis ya iniciados.

Siguiendo la misma línea de investigación, los científicos han podido comprobar que, en los experimentos realizados con ratones, los que seguían una dieta muy rica en grasas sufrían metástasis mucho más agresivas.

Esto no significa que las grasas sean el enemigo: recordemos que son imprescindibles en la dieta y para el funcionamiento del organismo. Pero, como explica Salvador Aznar Benitah, la desmesura puede tener efectos devastadores. Ingerir las grasas con más moderación puede ser un buen hábito saludable para introducir en nuestras vidas y prevenir la metástasis. Se trata de un pequeño cambio que podríamos lograr, por ejemplo, reduciendo drásticamente la cantidad de alimentos industriales y procesados que contienen grandes cantidades de grasas.

Desarrollan vacunas en 3D programables para combatir el cáncer e infecciones

Jueves, diciembre 11th, 2014

Investigadores del Instituto Wyss y de la Universidad de Harvard desarollan una vacuna que, dentro del cuerpo, forma estructuras que le permiten luchar contra el cáncer o el HIV.


Se trata de una vacuna de biomaterial programable que se agrupa espontáneamente en una estructura 3D que puede inyectarse para inducir una respuesta inmune y combatir enfermedades mortales como el cáncer o infecciones como el VIH.

Una de las principales razones por las que muchas enfermedades, como el cáncer, son tan letales es que son capaces de evadir los ataques del sistema inmunológico del cuerpo humano, extendiéndose y creciendo el tumor. La manera en que los científicos luchan contra ésto es induciendo al sistema inmune -en lo que se conoce como inmunoterapia-, para que entre en modo de ataque y construir una resistencia inmune duradera, algo que no siempre consigue resultados favorables. Ahora, con el avance conseguido por los investigadores del Instituto Wyss y de la Universidad de Harvard “podemos crear estructuras 3D que activen las células inmunes para atacar células dañinas”, según indica David Mooney, autor principal del estudio y profesor de Bioingeniería en Harvard cuya investigación ha sido publicada en Nature Biotechnology.

Estas estructuras son similares a varillas biodegradables hechas de sílice y se les pueden añadir componentes biológicos y químicos con el fin de tratar diferentes dolencias. Dentro del cuerpo del paciente estas varillas se ensamblan espontáneamente formando un andamio tridimensional en cuyo espacio se concentran células dendríticas, que son las células especializadas del sistema inmunitario por lo que desencadenan una respuesta inmune cuando se detecta una presencia nociva. Así, con el objetivo de aumentar su precisión, las varillas están provistas de nanoporos que pueden llenarse con cualquier variedad de fármaco para tratar tumores, VIH o la enfermedad que se desee. En definitiva, es como si introdujésemos en nuestro cuerpo una fábrica de respuesta inmune que se encarga de producir el remedio y contratar a los fabricantes y los soldados que lucharán contra una enfermedad.

Además, este método se podría usar de modo preventivo mediante la construcción de la resistencia inmune del cuerpo antes de una infección.

Así, según indica Donald Ingber, director del Instituto Wyss, “Inmunoterapias inyectables que utilizan biomateriales programables como un poderoso vehículo para ofrecer un tratamiento específico y de cuidado preventivo podría ayudar a combatir una amplia gama de infecciones mortales, incluidos asesinos internacionales comunes como el VIH y el ébola, así como el cáncer. Estas vacunas inyectables 3D ofrecen una forma mínimamente invasiva y escalable para ofrecer terapias que funcionan imitando la propia poderosa respuesta inmune del organismo en enfermedades que previamente han sido capaces de eludir la detección inmune.”

Aileen Li, co-autor del trabajo agrega que “Al ajustar las propiedades de superficie y tamaño de los nanoporos, podemos controlar la introducción y la liberación de diversas proteínas y drogas y manipular el sistema inmunológico para tratar múltiples enfermedades.

Investigan con nanopartículas para tratar el cáncer sin efectos secundarios

Jueves, diciembre 4th, 2014

Se trata de una técnica que permite tratar tumores malignos mediante nanopartículas de silicio que destruyen selectivamente las células cancerígenas desarrollada por la compañía biotecnológica Medcom Tech.

Una investigadora manipula un cultivo de células madre uterinas. Foto: EFE

Hasta ahora se han obtenido buenos resultados en los ensayos en animales de experimentación por lo que la compañía, que tiene su sede en Viladecans (Barcelona), espera completar la fase preclínica del proyecto para 2016, estimando su coste en unos 1,5 millones de euros.

La importancia de este método es que solamente se destruyen células cancerosas ya que las nanopartículas de silicio identifican y destruyen selectivamente las células cancerígenas sin lesionar las células sanas, por lo que es un método específico y no tóxico. Así, se eliminan los efectos secundarios desfavorables derivados de la quimioterapia y la radioterapia usadas actualmente para tratar el cáncer.

Para desarrollar esta nueva técnica, Medcom Tech ha firmado un acuerdo de copropiedad y licencia de patente junto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Centre Tecnològic de la Química de Cataluña, Icrea, la Fundación Hospital de Madrid, la Philipps Universität Marburg, la Universidad de Vigo, la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad Rovira i Virgili. Esta empresa biotecnológica, junto con las entidades mencionadas, forma parte del equipo de investigación del estudio Silicon Nanoparticles as Trojan Horses for Cancer Immunotherapy.