Hallados restos de una nueva especie humana

Viernes, septiembre 11th, 2015

Un grupo de antropólogos, con la activa participación de la Universidad de Witwatersrand, ha descubierto alrededor de 1500 huesos fosilizados de homínidos de más de 2,5 millones de años, en una cueva a unos 50 kilómetros de Johannesburgo (en Sudáfrica).

Hallados restos de una nueva especie humana

El estudio de los restos hallados permitirá arrojar luz sobre la historia evolutiva de nuestra especie.

Se cree que los restos hallados (que presumiblemente pertenecen a 15 individuos como mínimo) fueron depositados de manera voluntaria por los congéneres, lo que se convertiría en una evidencia de comportamientos funerarios hace unos 2,5 millones de años. Se trata sin duda de un dato muy sorprendente teniendo en cuenta lo primitivos que eran estos humanos.

Entre los investigadores y en la comunidad científica en general ha llamado mucho la atención una serie de circunstancias difíciles de entender: por ejemplo, ¿cómo es posible que los cuerpos acabaran en la mencionada cueva? Tiene un ancho de solo 18 cm, y para llegar a ella es necesario recorrer 80 metros, trepar por una pared y escurrirse por una grieta estrechísima.

Por si fuera poco para las dudas, ninguno de los huesos hallados tiene señales de traumatismo, por lo que se descarta una posible caída de los individuos a la fosa. Además, tampoco hay marcas que indiquen crecidas de agua que pudieran haber arrastrado los huesos hasta la cueva. Todo indica, por tanto, a un depósito voluntario asociado a ritos funerarios. Hasta ahora, este tipo de rituales se asociaba únicamente a humanos más modernos y con cerebros más grandes.

Fuentes del grupo de investigadores han afirmado que se podrá llevar a cabo un estudio muy detallado del Homo naledi, ya que se han hallado casi todos los huesos del cuerpo representados varias veces. Después de un estudio detallado, se ha llegado a la conclusión de que el Homo naledi pesaba unos 45 kg, pero caminaba erguido y poseía dedo pulgar oponible (lo que les permitía fabricar herramientas de piedra). En cuanto a las dimensiones, estos lejanos antepasados nuestros medían, aproximadamente, 1,5 metros.

Fuente: Revista Muy Interesante.