Para alimentarse, las gaviotas observan a los patos

Viernes, noviembre 6th, 2015

Las gaviotas aprenden de los patos. De hecho, se ha comprobado que las gaviotas observan a los patos para aprender cómo alimentarse en algunas circunstancias.

Para alimentarse, las gaviotas observan a los patos – Blog COBCM

Un reciente estudio publicado en The Auk: Ornithological Advances ha permitido conocer algunas “rarezas” del comportamiento de las gaviotas. En la laguna Szczecin, situada en la frontera entre Alemania y Polonia, se ha podido comprobar que las gaviotas han aprendido a alimentarse de manera más eficiente observando a los patos.

Las gaviotas de dicha laguna han desarrollado un comportamiento curioso: siguen a los patos buceadores para coger los mejillones que estos sacan a la superficie desde el fondo. De este modo, son capaces de alimentarse de una comida que de lo contrario sería totalmente inaccesible.

Gaviotas adaptadas a cualquier circunstancia

En el estudio se explica que la gaviota es una de las aves con mayor capacidad de adaptación, así como de explotación de una gran variedad de alimentos. Además, las gaviotas son capaces de aprender rápidamente y responden perfectamente a oportunidades nuevas.

Los investigadores, entre los que se encuentra Dominik Marchowski –de la Universidad de Szczecin, Polonia– observaron las aves de la laguna desde octubre de 2013 hasta noviembre de 2014, poniendo especial atención a tres especies de pato gracias a telescopios terrestres. De esta manera, se estudió la intensidad con la que los patos (el porrón común, el porrón moñudo y el porrón bastardo) buscaban comida, al tiempo que se grababa la presencia de las gaviotas en la zona. Además, se recogieron muestras de comida regurgitada por las gaviotas para comprobar qué estaban comiendo estas aves.

Los resultados de todos estos análisis permitieron comprobar que las gaviotas se estaban alimentando de los restos de mejillón tigre que perdían los patos (comensalismo) y que incluso llegaban a quitar la comida directamente a los patos (cleptoparasitismo). No es coincidencia, por tanto, que cuantos más patos de la bandada se encontraran buscando alimento, más gaviotas merodeaban por la misma zona.

Curiosamente, la dieta de las gaviotas cambia dramáticamente en función de la presencia de los patos en los distintos periodos del año. Así, cuando tienen compañía de estas aves, dejan de alimentarse sobre todo de peces para pasar a incorporar el mejillón como pieza clave en su dieta.

Fuentes: EuropaPress y Ecoticias.

El plancton que salta y sale del agua

Viernes, octubre 16th, 2015

Una nueva investigación aporta información muy valiosa sobre el plancton que es capaz de saltar fuera del agua (¡sí, como las ballenas!) y sobre el que no puede hacerlo. Los resultados se han publicado en el Journal of the Royal Society.

El plancton que salta y sale del agua – Blog COBCM

¿Por qué no todas las especies de plancton pueden saltar fuera del agua?

¿Por qué unas especies de plancton son capaces de saltar fuera del agua en respuesta a una amenaza y otras no? Los investigadores Seong Jin Kim, Jalil Hasanyan, Brad J. Gemmell, Sungyon Lee y Sunghwan Jung podrían haber encontrado la respuesta.

Para su investigación, emplearon una cámara de alta velocidad que les permitía analizar el comportamiento del plancton saltador. A continuación decidieron recrear la fuerza que tendrían que aplicar estos  microorganismos para romper la barrera del agua (para ello utilizaron bolas-plancton disparadas a varias velocidades y una pistola dentro del agua).

Los resultados parecen indicar que la fuerza que necesitan estos microorganismos para superar la resistencia del agua es mucho mayor que en otras especies, lo que explica que para muchos tipos de plancton sea imposible vencer la tensión superficial del agua (además de la gravedad) y, por tanto, saltar fuera de ella para huir de una amenaza.

Con los datos del estudio se ha podido demostrar que un plancton de unos 2,4 milímetros de longitud podría salir del agua si se mueve a una velocidad de entre 2 y 3 kilómetros por hora, una combinación que no está al alcance de todas las especies de plancton.

Los investigadores autores del estudio han explicado que se han inspirado en el plancton para realizar el trabajo, pero que su modelo teórico podría aplicarse a otras muchas especies, además de a otras áreas.

Fuente de la noticia: Revista Quo.

Vídeo: zooplancton alimentándose de plástico

Jueves, julio 16th, 2015

Por primera vez, un grupo de investigadores, en colaboración con una productora, han realizado un vídeo que muestra zooplancton alimentándose de partículas de plástico.

Zooplancton alimentándose de plástico

Captura de pantalla extraída del vídeo.

Zooplancton comiendo plástico: un vídeo impactante

El Laboratorio Marino de Plymouth (Reino Unido) ha contado con Five Films para la realización de un vídeo que está causando gran impacto en Internet, ya que muestra cómo el zooplancton se está alimentando de partículas plásticas. Es la primera vez que se lleva a cabo un proyecto así.

Esto demuestra que no solo los grandes organismos marinos tragan residuos plásticos, sino que el problema afecta hasta a las bases de las cadenas alimenticias.

El vídeo fue parte de la campaña para concienciar sobre el proyecto Ren Kyst del año pasado, cuyo objetivo era lograr la limpieza de unas 40 playas de la línea de costa de Tromso, en el norte de Noruega.

Las imágenes, tomadas con microscopio, muestran el impactante proceso de alimentación del zooplancton, y se aprecian perfectamente las partículas de plástico gracias a los colores empleados para la observación.

Aunque este tipo de sustancias suelen ser expulsadas del cuerpo del zooplancton en pocas horas, cuando no hay acceso a la comida el plástico puede permanecer en su intestino hasta 7 días.

Por una parte, este fenómeno provoca una disminución en el consumo de algas, lo que afecta al equilibrio del ecosistema. Además, otros organismos que se alimenten de zooplancton acaban incorporando las sustancias plásticas a la cadena alimentaria.

Te recomendamos ver el vídeo en YouTube: es una excelente herramienta para reflexionar sobre los residuos y el daño en los ecosistemas marinos.

Cinco hallazgos fascinantes sobre la vida en el planeta azul

Lunes, abril 22nd, 2013

Hoy, 22 de abril, se celebra el Día de la Tierra. Su promotor, el estadounidense Gaylord Nelson, lo instauró para crear una conciencia común a los problemas de la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Para celebrarlo, hemos recopilado algunos de los descubrimientos más sorprendentes de los últimos años sobre la vida en el planeta azul.

1. Hasta hace poco, los científicos pensaban que en la biosfera profunda, a una profundidad de tres kilómetros en la corteza terrestre, solamente habitaba un grupo de organismos unicelulares. Sin embargo, una investigación internacional publicada en Nature en 2011 reveló que también existen seres multicelulares. Se trata de gusanos nematodos, hallados a una profundidad de entre 0,9 y 3,6 kilómetros en una fractura bajo el agua de las minas de Sudáfrica, que soportan las limitaciones de temperaturas, energía, oxígeno y espacio propias de esa zona. Miden medio metro, se reproducen asexualmente y se alimentan de bacterias.

2. Existen numerosas especies con “brújulas internas” que se orientan por el campo magnético terrestre, entre ellas las truchas arcoíris (Oncorhynchus mykiss), los salmones, los delfines comunes de Guayana, las palomas y las tortugas marinas. En muchos casos se debe a que poseen en alguna parte de su cuerpo cristales de magnetita, un óxido de hierro que actúa como un imán.

3. La cueva más profunda del mundo fue hallada hace poco por una expedición hispano-rusa en la región de Abkhazia, cercana al Mar Negro. Se encuentra a -2.191 metros de profundidad, y en ella se han encontrado cuatro nuevas especies de artrópodos, sin ojos y carentes de pigmentación (color), que se mueven en la oscuridad usando “una especie de antena parabólica química”, según explicaba Enrique Baquero, zoólogo de la Universidad de Navarra y coautor del trabajo.

4. Ni la solidaridad ni el gusto por la música son rasgos exclusivos del ser humano. Según publicaba la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la solidaridad y la bondad son sentimientos gratificantes también para los monos capuchinos, que prefieren compartir los alimentos con otros monos conocidos o de la familia que comerse doble ración ellos solos. Y un equipo de investigadores de las universidades de Maryland y de Wisconsin-Madison (EE UU) ha confirmado en un estudio con titíes de cabeza blanca (Saguinus oedipus) que estos monos responden a los estímulos de la música. En un experimento que publicaba la revista Biology Letters, los animales se tranquilizaron cuando escucharon una melodía alegre, y se pusieron muy nerviosos cuando oyeron una tonada amenazante.

5. Según publicaba hace poco la revista Leiolepis, en Vietnam vive una lagartija (Leiolepis ngovantrii) que se reproduce sin necesidad de un macho, mediante un proceso de “clonación natural” que se conoce como partenogénesis. Científicos británicos descubrieron también recientemente que las hembras del lagarto más grande del mundo, el dragón de Komodo (Varanus komodoensis), son capaces de reproducirse sin ser fecundadas por un macho. Otros animales en los que se observa partenogénesis son los insectos (principalmente hormigas, abejas e insectos palo) e incluso el tiburón martillo (Sphyrna mokarran) si se da la circunstancia de que los machos escasean.