Hallada una boa que los griegos usaban como “proyectil”

Viernes, enero 8th, 2016

Un grupo de hereptólogos italianos ha encontrado cerca de Sicilia ejemplares de Eryx jaculus, una especie de serpiente que se utilizaba en la Antigua Grecia como “proyectil” lanzado al enemigo desde las embarcaciones.

Hallada una boa que los griegos utilizaban como proyectil – Blog COBCM

Boa proyectil como arma para los griegos

La boa de arena o Eryx jaculus era empleada por los griegos como arma psicológica, ya que es una especie que carece de veneno. Estos animales eran lanzados como auténticos proyectiles y caían en la cubierta de las embarcaciones enemigas, lo que causaba miedo y pánico entre los tripulantes. La confusión generada otorgaba a los griegos cierta ventaja para abordar y atacar.

La boa de arena no era la única serpiente utilizada, ya que también se empleaban otras especies, como por ejemplo víboras a las que se les había extraído previamente el veneno.

La Eryx jaculus tiene su origen en África, el Cáucaso, Oriente Medio y Europa del Este. Descubrir esta especie en Italia ha sido una gran sorpresa para los científicos, pero se trata de un dato que se puede explicar fácilmente si se tiene en cuenta el uso histórico que le dieron los griegos. Estos fueron probablemente los que introdujeron la especie en Sicilia.

Según el artículo publicado por Firenze University Press, tras la invasión de Sicilia por parte de los griegos, en ese territorio tuvieron lugar dos importantes batallas marítimas (405 a.C. y 310 d.C.) en las que podemos suponer que los griegos utilizaron a la boa de arena.

Curiosamente, esta serpiente ha pasado desapercibida durante siglos y no se habían encontrado ejemplares en Sicilia hasta ahora. El motivo es que Eryx jaculus es una especie nocturna que vive fundamentalmente bajo tierra y evita cualquier contacto con el exterior.

Fuentes: Veo Verde, Gizmodo.

La “ardilla vampiro”, grabada por primera vez en vídeo

Viernes, septiembre 18th, 2015

Por primera vez se ha obtenido evidencia en vídeo de la famosa “ardilla vampiro”, Rheithrosciurus macrotis). Se trata de un animal que se había dejado ver en muy pocas ocasiones, por lo que se había llegado a considerar casi un ser mitológico, una leyenda.

La "ardilla vampiro", captada por primera vez en vídeo

¿Imaginas una ardilla que bebe sangre de ciervos? Aunque ese comportamiento sea solo parte de una leyenda, la especie existe y se ha captado por primera vez en vídeo.

Durante mucho tiempo ha circulado la leyenda de la posible existencia de una ardilla muy peculiar en la isla de Borneo: una ardilla que, a pesar de su apariencia suave y adorable, y aunque solo mide 35 cm de alto, es capaz de saltar desde los árboles para atacar a los ciervos del bosque y beber su sangre.

Aunque se habían tomado algunas fotografías de Rheithrosciurus macrotis, hasta ahora no había sido posible captarlas en vídeo. Por fin se ha obtenido una grabación gracias a los trabajos llevados a cabo en el Parque Nacional Gunung Palung. Los investigadores dispusieron repartieron 35 cámaras detectoras de movimiento para entender mejor el funcionamiento de los ecosistemas de los bosques. Y después de unas semanas, llegó el resultado: pudieron detectar por primera vez a la famosa “ardilla vampiro” en movimiento.

Las cámaras pueden grabar en color, pero cambian automáticamente a infrarrojos en condiciones de baja luminosidad. Esto explica que el vídeo obtenido sea en blanco y negro.

Los resultados son esperanzadores, ya que la obtención de más imágenes en el futuro ayudaría a entender mejor el comportamiento de estas ardillas: el hábitat que prefieren, sus ritos de apareamiento y sus relaciones con otras especies.

La ardilla tiene una de las dietas más especializadas en el bosque, y los científicos esperan obtener más información sobre sus métodos para obtener los alimentos.

En cuanto a la leyenda sobre su comportamiento vampírico, los científicos afirman en clave de humor que se sorprenderían mucho si se captara en vídeo a las ardillas atacando a los ciervos para beber su sangre.

Fuente (y vídeo): Science Magazine.

Encontrado un antecesor de las tortugas actuales

Viernes, agosto 14th, 2015

Un grupo de científicos ha hallado restos fósiles de un antecesor de las tortugas actuales en el sur de Alemania. Los resultados del estudio realizado al respecto se han publicado en la revista Nature.

Encontrado un antecesor de las tortugas actuales

Representación artística de Pappochelys, realizada por Rainer Schoch.

El grupo de trabajo, formado por investigadores procedentes de distintas instituciones de Alemania y Estados Unidos, ha explicado en la revista Nature que los fósiles encontrados se pueden identificar dentro del género Pappochelys, y que vivió hace unos 240 millones de años, en un periodo en el que la región era un gran lago.

Las características de los fósiles encontrados apuntan a que Pappochelys se sitúa de manera intermedia entre Eunotosaurus y Odontochelys, otros dos géneros arcaicos de tortugas que ya se conocían. Hasta ahora, la gran duda de los expertos era el origen del caparazón de las tortugas actuales.

Según Hans-Dieter Sues, conservador de Paleontología de vertebrados en el Museo Nacional de Historia Natural (en la Institución Smithsonian) y uno de los autores del ensayo, la zona del vientre en Pappochelys se encontraba protegida por una serie de huesos con forma de bastón, algunos de ellos fundidos entre sí. Se trata, por tanto, de un estado que se suponía cierto en el proceso evolutivo, pero hasta entonces no se había podido demostrar por falta de evidencia fósil.

Este nuevo hallazgo apunta a que la parte ventral de la concha –el plastrón– se desarrolló mediante la unión de unas estructuras óseas similares a las costillas. Además, Pappochelys se caracterizaba por otra peculiaridad física: dos oquedades tras las cuencas oculares, a cada lado del cráneo. Las tortugas actuales carecen de ellas, pero sí están presentes en otros animales como cocodrilos y lagartos.

Fuente: Muy Interesante.

Costa Rica: descubierta una nueva especie de “rana de cristal”

Viernes, mayo 22nd, 2015

Después de 40 años sin nuevos hallazgos de especies de “ranas de cristal” en todo el mundo, se ha descubierto una nueva en Costa Rica. Ha llamado la atención de la comunidad científica por una serie de cualidades únicas: tiene un canto similar al de los insectos, piel translúcida y color lima.

Costa Rica: descubierta una nueva especie de "rana de cristal"

Hyalinobatrachium dianae, la nueva especie de "rana de cristal" descubierta en Costa Rica.

El biólogo estadounidense Brian Kubicki, junto a los científicos Stanley Salazar y Robert Puschendorf (de Costa Rica) descubrieron una nueva especie de rana de cristal, H. dianae (Hyalinobatrachium dianae), en un bosque lluvioso de Costa Rica. Los detalles del hallazgo se publicaron en la revista Zootaxa en febrero.

La última especie de rana de cristal descubierta en el mundo hasta ahora fue hallada hace 40 años, y en Costa Rica no se habían hecho nuevos descubrimientos desde el año 1973.

El particular aspecto de la rana, con el color lima y la piel translúcida, hizo que muchas personas se refirieran a ella como “la Rana Gustavo”. Se trata de una especie que habita en bosques tropicales húmedos y bosques premontanos entre 400 y 800 metros sobre el nivel del mar, en la vertiente caribeña del país. Hasta ahora se considera que es una especie endémica y que posee un canto muy diferente al de otras ranas de su familia.

H. dianae mide entre 2,5 y 3 cm de longitud y sus órganos se pueden apreciar desde abajo. En palabras de Kubicki, su canto puede compararse a los sonidos que emiten los insectos, ya que consiste en un largo silbido metálico.

Las “ranas de cristal” o “centrolénidos” son una familia de unas 150 especies que habitan los bosques de América desde el sur de México hasta Panamá, además de los territorios de Venezuela hasta Bolivia a través de los Andes. También se han encontrado algunas especies en el norte de Argentina, en el sureste de Brasil y en el macizo de las Guyanas, entre otras zonas.

Fuente de la noticia: EFE Verde.