Los estragos de Doñana: casi 150 especies afectadas por el incendio

Martes, julio 25th, 2017

La alarma y la preocupación de los especialistas estaba justificada: SEO/Birdlife confirma que casi 150 especies han sufrido las consecuencias del devastador incendio de Doñana. Y las opciones de recuperación son realmente complicadas.

lince ibérico

Fotografía de José María Álvarez

Seo/Birdlife ha publicado el informe Doñana, un mes después de las llamas, en el que hace balance del incendio del parque y de las consecuencias para sus ecosistemas. En total, la organización reconoce el impacto sobre 40 variedades de plantas, 70 especies de aves y 38 de mamíferos.

A nivel de superficie, los datos también son devastadores: el fuego devoró 8486 hectáreas de árboles y matorrales. La peor parte se la lleva la Linaria tursica, una planta endémica que podría estar en grave peligro si no se logra su recuperación.

Las áreas devastadas en Doñana eran zonas de reproducción de numerosas aves rapaces, tanto diurnas como nocturnas. Entre ellas se encuentran algunas especies gravemente amenazadas, como el águila calzada y el águila imperial ibérica.

Otras muchas aves han sufrido las consecuencias del incendio de Doñana: el pinzón, el verdecillo o el jilguero son solo algunas especies afectadas. También se han llevado la peor parte especies de mamíferos característicos del parque, como la gineta, el jabalí y, por supuesto, el lince ibérico.

Los reptiles y anfibios con dificultades para desplazarse rápidamente se encuentran también en la lista de especies afectadas. Hablamos por ejemplo de la ranita meridional, el camaleón o el tritón ibérico.

No hay que perder la esperanza tras el incendio de Doñana

Los datos del informe, sin embargo, deben convertirse en un impulso para luchar por la recuperación del parque. Según Carlos Dávila, de SEO/Birdlife, hay alguna esperanza porque no todo se ha quemado. Además, las diásporas de subpoblaciones cercanas pueden ser la esperanza de recolonización en las zonas incendiadas.

Pero el camino de la recuperación será largo y difícil. El informe de la organización ha identificado hasta 16 tipos de habitats de interés comunitario que han sido afectados por el incendio. Entre ellos destacan tres de carácter prioritario: los brezales húmedos atlánticos, los estanques temporales mediterráneos y las dunas fijas descalcificadas.

Ratones como bioindicadores de contaminación en Doñana

Jueves, enero 14th, 2016

Un grupo de científicos de la UCO (Universidad de Córdoba) ha convertido al ratón moruno Mus spretus, autóctono de Doñana, en auténtico bioindicador para estudiar el efecto de los contaminantes en su entorno.

Ratones como bioindicadores de contaminación en Doñana – Blog COBCM

El entorno de Doñana, por su importancia clave para la biodiversidad, es el centro de atención de muchas investigaciones científicas.

El ratón moruno es autóctono de toda la cuenca occidental del Mediterráneo, y se ha utilizado en el laboratorio para realizar estudios detallados sobre los efectos de la contaminación en las células de los seres vivosMus spretus se ha llegado a convertir en un auténtico bioindicador para entender las consecuencias de los agentes contaminantes en las especies de la zona de Doñana, en una serie de investigaciones llevadas a cabo mediante técnicas ómicas (genómica, metabolómica, epigenómica y proteómica, entre otras).

El objetivo fundamental del trabajo llevado a cabo por el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UCO es detectar esos cambios a escala molecular y celular, con un nivel de precisión cada vez mayor.

Una de las últimas técnicas incorporadas al trabajo de dicho departamento es la iTRAQ, que logra una importante mejoría en los estudios cuantitativos de proteínas. La iTRAQ se ha empleado en estudios de especies de Doñana para analizar las proteínas dañadas en los ratones morunos en esa zona geográfica. El estudio fue posible gracias a la toma de muestras de hígado y riñón de ratones morunos capturados en varias zonas: en una zona de marismas en el centro del parque nacional (muestra de control) y en otros lugares con actividades humanas o agrícolas (cerca de la ermita del Rocío, en los arrozales de El Matochal, en la zona fresera junto al arroyo de la Rocina y en las huertas junto al arroyo del Partido).

En total, el grupo de científicos estudió la expresión de 2000 proteínas en estos ratones y utilizó 118 que mostraban cambios significativos, por estar alteradas en su expresión (ya fuera por sobreexpresión o por estar silenciadas). Todas esas modificaciones iban siempre unidas a otra serie de condiciones, como las modificaciones en el ADN, la apoptosis y las respuestas de estrés.

Estos ratones bioindicadores permitieron descubrir que las células que ofrecían mayor respuesta a situaciones de estrés eran las de los individuos capturados en las zonas con mayor contaminación por metales (cromo, cobre y hierro, entre otros), y en general se confirmó que las células sometidas a mayores niveles de contaminación proliferaban más y alteraban la apoptosis.

Además de utilizar a los ratones morunos como bioindicadores, los investigadores de la Universidad de Córdoba han querido llegar más lejos con su trabajo, ya que se han propuesto identificar todos los contaminantes que llegan a la zona de Doñana, incluyendo aquellos productos prohibidos que aun así se siguen utilizando en ciertas exportaciones agrícolas.

Los resultados de la investigación se han publicado en el nº 523 (16-27 de agosto de 2015) de la  revista Science of the Total Environment con el título “iTRAQ analysis of hepatic proteins in free-living Mus spretus mice to assess the contamination status of areas surrounding Doñana National Park (SW Spain)”. Los autores son: Nieves Abril, Eduardo Chicano Gálvez, Carmen Michán, Carmen Pueyo y Juan López Barea.

Fuente: Ecoticias.