La importancia de los olores en el bosque

Martes, febrero 18th, 2014

Un estudio del CREAF y la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha demostrado que los olores cambian la manera en que los roedores buscan y manipulan las bellotas. Y claro, debido al papel clave que tienen estos animales como dispersantes de semillas, esto puede afectar a la regeneración natural de las plantas.

En concreto, el trabajo, llevado a cabo en el Parque Natural de Collserola (Barcelona) y dado a conocer en la revista Functional Ecology, revela que los ratones de campo (Apodemus sylvaticus) tardan más tiempo en acercarse a las bellotas cuando perciben el olor de una jineta (Genetta genetta, uno de sus depredadores) que cuando huelen otros ratones o no distinguen ningún olor en especial. Además, “el miedo a las jinetas les hace ser más cautos en sus movimientos y pasar más tiempo de vigilancia, tiempo que no dedican a buscar bellotas”, señala Pau Sunyer, investigador del CREAF y coautor de la investigación.

En cambio, cuando detectan el olor de otros ratones, que compiten con ellos por el alimento, dedican una gran parte del tiempo a olisquear el terreno para descubrir las mejores bellotas. Cuando las encuentran, prefieren ocultar algunas de ellas a corta distancia y con rapidez, y volver a por otras, para evitar que sus competidores les roben el alimento encontrado.

Esta diferencia de comportamiento de los ratones en función del olor que perciben se produce en cuestión de minutos y en un espacio de pocos metros. Sin embargo, puede tener consecuencias a una escala mayor en la regeneración natural del bosque y en la distribución de las plantas por el territorio. Ello se debe a que los ratones se olvidan con frecuencia de dónde escondieron las bellotas, y a veces también mueren por causas diversas antes de volver a por ellas. “Cuanto mayor sea la proporción de semillas enterradas por los ratones, mayor será la probabilidad de que germinen nuevas plantas”, aclara Alberto Muñoz, investigador de la UCM .

En última instancia, el estudio también pone en evidencia hasta qué punto las especies de un ecosistema están muy interconectadas, incluso cuando están situadas en distintos niveles de la red trófica. En este caso, la presencia de un carnívoro que, evidentemente, no come bellotas, puede modificar la regeneración natural del bosque y la distribución de especies tan importantes en nuestros ecosistemas como el roble o la encina.

Arrasado el miniparaíso botánico de Coslada

Lunes, febrero 11th, 2013


Ecologistas e investigadores han denunciado la mayor extinción simultánea de especies raras en la comunidad de Madrid tras descubrir la eliminación de las trescientas cincuenta especies botánicas existentes en la parcela, propiedad de COFARES (empresa farmacéutica que se dedica a la distribución de medicamentos), ubicada en el Centro de Transportes de Coslada. ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción y GRAMA temían que algo parecido pudiera suceder tras los sucesivos descubrimientos de especies muy raras en estos terrenos. Los colectivos estudian posibles actuaciones contra los responsables de este atentado contra la biodiversidad.

Para las asociaciones ecologistas ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción y GRAMA, suponen la mayor extinción masiva simultánea de especies acontecida en la Comunidad de Madrid y lo califican de barbarie. La explicación, afirman, está en la especulación del suelo. Sobre los terrenos que han sido roturados está previsto la ampliación del CTC, en concreto COFARES tiene previsto la construcción de nuevas naves.

Desde que en 2005 el profesor Juan Manuel Martínez Labarga descubriera varias especies raras se viene pidiendo protección para esos terrenos, incluida la declaración de una microreserva, dando la posibilidad a los propietarios de trasladarse a otras zonas del CTC (propiedad de la Comunidad de Madrid, Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid y el Ayuntamiento de Coslada). La última vez que se reclamó protección para este paraje fue el pasado 28 de diciembre.

Martínez Labarga asegura que “se ha arrasado un ecosistema único no descrito para la ciencia, con especies rarísimas, algunas únicas a nivel mundial”. “Resulta incomprensible que una empresa farmacéutica haya destruido tanta biodiversidad y patrimonio genético”, añade.

En concreto, se ha destruido la mejor población mundial conocida de Cynara tournefortii (alcachofa silvestre), la única población conocida en el mediterráneo occidental de Triticum boeoticum (trigo silvestre precursor de los trigos domésticos actuales), la mejor población ibérica de Malvella sherardiana (pequeña malva), las únicas poblaciones madrileñas de entidad de Convolvulus humilis (pequeña correhuela), Geropogon hybridus (bella flor estrellada), Teucrium spinosum (herbácea anual) y las mejores poblaciones madrileñas de Klasea flavescens (pequeño cardo), Linaria caesia (herbácea de hermosas flores amarillas), Scolymus maculatus (pequeño cardo de floresamarillas), Astragalus scorpioides (leguminosa con frutos que recuerdan a la cola del escorpión) y otras. Igualmente se han visto afectada una población de grillo de visera (Sciobia lusitanica), especie catalogada como “sensible a la alteración de su hábitat”. Todo ello es una prueba objetiva de la gran biodiversidad que allí se encontraba, unas 350 especies vegetales diferentes.

El papel global de las medusas y su aumento en el océano

Viernes, septiembre 2nd, 2011

El próximo 14 de septiembre, la Fundación BBVA (Palacio del Marqués de Salamanca, Paseo de Recoletos 10, Madrid), acogerá el VI Debate sobre Biología de la Conservación, dedicado en esta ocasión a las medusas.

Según destacan los organizadores, la medusa es un componente clave de la cadena alimentaria oceánica. Durante las pasadas décadas se ha registrado un gran aumento en sus poblaciones en todo el mundo, en áreas y períodos del año hasta ahora poco habituales. Las consecuencias ecológicas son sin duda importantes, así como el impacto socioeconómico. Las proliferaciones de medusas perjudican sobremanera a las pesquerías, la industria y el turismo.

Las causas últimas de este fenómeno se desconocen, en parte porque los investigadores aún no disponen de suficientes datos globales e integrados. Aún así, los indicios apuntan a una combinación de factores que incluye la eutrofización del océano, la sobrepesca, las variaciones en el clima y los cambios en el hábitat. Las previsiones indican que el peso de estos factores será cada vez mayor, por lo que cabe esperar que las poblaciones de medusas sigan creciendo.

Por otra parte, no conviene olvidar que las medusas cumplen también un papel beneficioso tanto para los ecosistemas como para la sociedad humana. De ellas proceden, en concreto, valiosos recursos biotecnológicos con importantes aplicaciones en el área de la biomedicina –la investigación en la biología de las medusas ha redundado ya en dos premios Nobel–.

En este debate se revisará el estado de conocimiento actual sobre el aumento de las poblaciones de medusas, sus causas y sus consecuencias ecológicas y socioeconómicas en diversas regiones, incluyendo la costa mediterránea. Asimismo se informará sobre los servicios que aportan estos animales. Entre otros expertos estarán el investigador del CSIC Carlos M. Duarte, Laurence P. Madin del Woods Hole Oceanographic Institute (EE UU) y Shin-ichi Uye, de la Universidad de Hiroshima (Japón), para hablar de las proliferaciones de la medusa gigante Nemopilema nomurai en Japón.

Tienes más información sobre el evento en esta web. Y puedes confirmar tu asistencia en el correo electrónico confirmaciones@fbbva.es.