El embarazo del T. rex

Lunes, marzo 28th, 2016

¿Cómo sería el embarazo del T. rex? Un grupo de científicos que trabajaba investigando un Tyrannosaurus rex de 68 millones de años ha confirmado que se trataba de una hembra embarazada. El hallazgo marca un hito en el campo de la paleontología, ya que siempre resulta muy difícil identificar el sexo de un dinosaurio.

Embarazo del T. rex – Blog COBCM

Representación gráfica realizada por Mark Hallett

La hembra embarazada de T. rex  vivió en la actual Montana durante el Cretácico y se ha detectado en ella tejido óseo medular que solo está presente en hembras de aves que están a punto de poner huevos o que acaban de ponerlos.

Encontrar una hembra embarazada de Tyrannosaurus rex es una gran noticia para los paleontólogos y también para los especialistas en la historia evolutiva de las especies. No hay que olvidar que existe una estrecha relación evolutiva entre los dinosaurios como el T. rex y las aves actuales.

Embarazo del T. rex: hallazgos sorprendentes

Los científicos del grupo de trabajo implicado en este descubrimiento –procedentes de la North Carolina State University y del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte–  han publicado recientemente el hallazgo en Science.

En realidad, el hallazgo de lo que parecía ser tejido óseo medular se produjo en 2005, pero han sido necesarios numerosos estudios a lo largo de estos años para confirmar la naturaleza de la muestra. El trabajo se ha apoyado en estudios de otros tejidos –como restos de vasos sanguíneos adheridos al tejido óseo medular– que han permitido avanzar en la comprensión de las muestras.

Ahora, 11 años más tarde, el equipo ha confirmado que este T. rex era realmente una hembra embarazada, o al menos que el tejido encontrado es, en efecto, tejido óseo medular. Otra hipótesis que se barajaba, y que ha quedado ya descartada con las últimas pruebas, era la presencia de alguna condición o enfermedad común en aves (y en este caso, en sus ancestros), como la osteoporosis, que puede confundirse con el tejido óseo medular en el microscopio.

Un panda finge embarazo para recibir más cuidados

Viernes, julio 31st, 2015

Una hembra de panda gigante ha fingido estar embarazada para recibir mejores cuidados en su zoológico de Taipei. Los hechos han dejado sorprendidos a sus cuidadores.

Un panda finge embarazo para recibir mejores cuidados
Los cuiadores del zoo no se esperaban que una hembra de panda pudiera fingir un embarazo para recibir más atenciones.

Yuan Yuan tiene once años y es una hembra de panda gigante que se encuentra en un zoológico de Taipei. Desde hace tiempo, los osos pandas gigantes han dejado de reproducirse de manera natural en cautiverio, por lo que los cuidadores acogieron con gran sorpresa y alegría todos los síntomas que indicaban un embarazo de Yuan Yuan.

La hembra presentaba altos niveles de progesterona, engrosamiento en la zona alrededor del útero y una pérdida notable de apetito.

Pero los cuidadores se llevaron una gran sorpresa al realizar los análisis pertinentes y la ecografía que permitiría confirmar el embarazo: Yuan Yuan no iba a tener crías.

En una investigación posterior se descubrió que la hembra podría haber fingido su embarazo con el objetivo de lograr mejores cuidados (en concreto, más “mimos”, comidas extra y una habitación con aire acondicionado). No deja de ser sorprendente que Yuan Yuan se hubiera dado cuenta del trato especial que recibían otras hembras cuando quedaban embarazadas, y sobre todo que llegara al extremo de fingir ella misma un embarazo para tener mejores condiciones.

Esta no es la primera vez que ocurre algo así. En agosto de 2014, en el Centro de Cría e Investigación Chengdu, la hembra Ai Hin engañó a sus cuidadores con el mismo objetivo.

Fuente: Revista Quo.