La caza amenaza a cientos de especies en el mundo

Viernes, octubre 21st, 2016

La caza furtiva y, en general, todas las actividades de caza no regulada, están poniendo en peligro de extinción a más de 300 especies de mamíferos en todo el mundo. La comunidad científica pide que se tomen medidas urgentes para evitar las consecuencias desastrosas sobre la biodiversidad y los ecosistemas.

Caza pone en peligro especies de todo el mundo – Blog COBCM

Un nuevo estudio publicado en la revista Royal Open Science ha sacado a la luz los datos preocupantes sobre especies como la ardilla gigante de Sulawesi, la rata albina, el mandril o el yack salvaje, que son solo una pequeña parte del gran listado de animales mamíferos amenazados por la caza.

La caza de estos animales ha sido durante siglos una fuente importante de alimentación, clave para la subsistencia de numerosas comunidades indígenas en América del Sur, Asia y África. Sin embargo, si no se ponen en marcha medidas eficaces para controlar sus consecuencias negativas, más de 300 especies de mamíferos podrían desaparecer en los próximos años.

A la caza tradicional incontrolada se añaden también los delitos de los cazadores furtivos que siguen aniquilando ejemplares de especies protegidas para traficar con sus pieles, sus cuernos u otros materiales muy valiosos en el mercado negro.

En cualquiera de los casos, la casa descontrolada tiene graves consecuencias para la biodiversidad y ha puesto a más de 300 especies de mamíferos en peligro de extinción. La desaparición de estas especies provocaría además la modificación drástica o total desaparición en muchos ecosistemas y dejaría a muchas personas sin fuente de alimentación.

Los autores del estudio consideran que el impacto que tendría esta extinción sería tan alto como el que tuvo el impacto del meteorito en la extinción masiva que acabó con los dinosaurios. La única solución sería coordinar esfuerzos de conservación y desarrollo sostenible a gran escala y en todo el mundo, una idea casi utópica por la dificultad de su realización.

Fuente: VeoVerde.

El visón europeo, en grave peligro de extinción

Jueves, octubre 13th, 2016

La ONG WWF advierte de que la situación del visón europeo está en grave peligro. La especie se ve amenazada fundamentalmente por la pérdida de los entornos que utiliza como hábitat, pero sobre todo por la competencia que representa el visón americano.

Visón europeo – Blog COBCM

A pesar de todos los esfuerzos realizados en la lucha por su conservación, el visón europeo se enfrenta a unas condiciones que ponen en grave peligro su especie. Sus áreas de distribución han caído hasta un 90% en comparación con las originales, y los ejemplares presentes en España (que son solo unos 500) se consideran una de las poblaciones más importantes del continente.

Según datos de la ONG WWF, el visón europeo se ha convertido en el animal carnívoro más amenazado de Europa precisamente por esa drástica reducción en su población y en su hábitat.

Como agravante hay que destacar la competencia que supone la especie del visón americano, que ha contribuido a una continua tendencia negativa en las cifras del visón europeo hasta situarlo en riesgos altos de extinción completa de la especie.

WWF ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que el gobierno declare urgentemente al visón europeo en especie en grave peligro de extinción por su situación crítica actual. También han comenzado los esfuerzos para pedir medidas urgentes de lucha para proteger su hábitat y garantizar la continuidad de la especie. Una de las reivindicaciones fundamentales es la puesta en marcha de un programa de cría en cautividad con colaboración europea, así como un programa de control del visón americano.

Actualmente, los cinco núcleos principales de población del visón europeo en España se encuentran en Galicia, la zona centro, País Vasco, Cataluña y el Sistema Ibérico. La colaboración de las entidades locales y regionales será fundamental para conseguir resultados en la prevención de la extinción, y de momento la labor reivindicativa de organizaciones como WWF es fundamental para hacer avances (su comunicado se lanzó en junio de este año).

Fuente: WWF.

La tasa de extinción de las especies marinas es mayor que en las especies terrestres

Viernes, mayo 29th, 2015

Si creías que las cifras relacionadas con la extinción de especies terrestres eran alarmantes, hay otro gran motivo de preocupación: la tasa de extinción de las especies marinas es cinco veces mayor que la de las especies terrestres.

La tasa de extinción de los animales marinos es cinco veces mayor que la de los animales terrestres

Los tiburones son uno de los principales indicadores en el estudio de las tasas de extinción en los ecosistemas marinos.

Los animales marinos tienen una tasa de extinción cinco veces mayor que la de las especies terrestres, según Gonzalo Merediz Alonso, director ejecutivo de Amigos de Sian Ka’an. En su opinión, los tiburones son el mejor indicador para llegar a estas conclusiones.

La mencionada asociación, con la ayuda de Kassandra Ocean Ramsey, ha lanzado la campaña “Agua es Vida” que pretende concienciar a la población y a los turistas del área de la península de Yucatán sobre la importancia de la conservación de los ecosistemas marinos de la zona.

La idea principal es lograr que la población entienda las drásticas consecuencias de la contaminación acuática para las especies marinas, ya que animales como el coral están viendo reducidas sus poblaciones a unos niveles preocupantes. Por si fuera poco, el estudio de los acuíferos de la Riviera Maya y de Cancún también revelan niveles altos de contaminación.

El proyecto se propone también dar a conocer entre la población la belleza y la importancia de las especies marinas, así como divulgar conocimientos sobre los procesos de contaminación que tanto están afectando a la zona: por una parte, los animales marinos se quedan enredados en los desechos arrojados al agua, y mueren atrapados o sufren graves lesiones; por otra parte, los contaminantes químicos se acumulan en las cadenas alimenticias y afectan a todos los eslabones, incluido el ser humano.

¿Hay esperanzas de mejora? El equipo responsable de la campaña parece optimista. En palabras de Kassandra Ocean Ramsey, “Estamos en un momento crítico en el que la tasa de extinción de los animales marinos es cinco veces mayor que la de las especies terrestres… aún no es tarde, aún podemos hacer algo para el futuro”.

Fuente: Jornada.

La acción humana puede provocar la sexta extinción masiva del planeta

Miércoles, agosto 20th, 2014

El término Extinción masiva no es algo ajeno a la biología de la Tierra. De hecho, ya han ocurrido cinco grandes extinciones a lo largo de los 600 millones de años en que los animales hemos poblado nuestro planeta. Sin embargo, nos enfrentamos a la primera extinción ocasionada directamente como consecuencia de la acción humana.

Los procesos naturales que provocan extinciones, tales como erupciones volcánicas, cambios climáticos o impactos de meteoritos, forman parte del proceso evolutivo que sufre la vida en la Tierra. La última y seguramente más conocida se produjo hace unos 65 millones de años cuando un gran meteorito impactó en lo que hoy es la península de Yucatán en Méjico ocasionando la desaparición de cerca del 75% de todas las especies, incluidos los dinosaurios. Ahora, la mayoría de los científicos están convencidos de que el mundo se encuentra inmerso en su sexta oleada de extinción. Y, como ya hemos dicho, la novedad es que está provocada por la acción incontrolada del hombre. Así, la biodiversidad actual del planeta, producto de 3.500 millones de años de ensayo y error evolutivo, la más alta en la historia de la vida, puede estar llegando a un punto de inflexión.

Debido a la actividad humana se ha acelerado el fin de varias especies animales a través de la destrucción de las tierras salvajes, su aniquilación para convertirlos en productos de lujo o su persecución al ser considerados una amenaza o un competidor. Así, 322 especies de vertebrados terrestres se han extinguido desde el año 1500. Los invertebrados han descendido en un 45% en la población de dos tercios de las especies examinadas en el mismo período de 35 años en el que la población humana se ha duplicado. Por esta razón, los científicos han acuñado el término defaunación (a semejanza de deforestación) para referirse a este grave fenómeno.

Lince ibérico, una de nuestras especies más amenazadas

Aunque las especies más grandes y carismáticas como los tigres, rinocerontes y osos panda reciben la mayor atención por parte de la opinión pública, incluso la desaparición del escarabajo más pequeño puede alterar los ecosistemas sobre los que dependen los humanos. Insectos, arañas, crustáceos, babosas y gusanos resultan fundamentales para la polinización, el control de plagas en los cultivos, la descomposición y el ciclo de los nutrientes, la calidad del agua (la desaparición de anfibios hace que aumenten las algas y las aguas residuales) o la salud humana. En términos económicos, estos animales proporcionan servicios importantes a los humanos, a menudo, de miles de millones de euros. Por ejemplo, se requiere la polinización de los insectos en el 75% de todos los cultivos alimentarios del mundo y se estima en un valor de aproximadamente el 10% del valor económico de toda la oferta de alimentos del mundo. A nivel mundial, los polinizadores parece estar disminuyendo fuertemente en abundancia y diversidad.

¿Y qué soluciones podemos aportar? Con objetivo de aumentar la biodiversidad se pueden crear nuevas áreas salvajes en las que se introduzcan animales y plantas de modo que se establezcan nuevas poblaciones y se restauren los procesos biológicos. Esto podría incluir la polémica práctica del reemplazo ecológico, donde se introduce una especie sustituta con la misma función ecológica que la especie original desaparecida, de modo que el ciclo natural del ecosistema no se ve interrumpido. Otra estrategia también sería la colonización asistida, por la que se mueven especies fuera de su área de distribución natural, donde están amenazadas, para evitar su extinción.

Otra opción más controvertida sería la de traer de vuelta a una especie extinta a través de tecnologías avanzadas, aunque entraríamos en la polémica y difícil decisión sobre qué especies deberían ser “resucitadas” y en qué hábitats deberían ser introducidas.

Las extinciones que se avecinan

Jueves, marzo 7th, 2013

Los elefantes africanos del bosque (Loxodonta cyclotis) están en grave peligro. Un estudio publicado en la revista PLOS ONE revela que el 62 % de los miembros de esta especie ha sido aniquilado durante la última década por el marfil. “Los análisis confirman lo que los conservacionistas se temían: que estos paquidermos avanzan hacia la extinción”, ha dicho Samantha Strindberg, miembro de la Wildlife Conservation Society (WCS) y coautora del estudio. El estudio examina datos de 5 países (Camerún, República Central Africana, República Democrática del Congo, Gabón y República del Congo), y ha implicado a 60 científicos que han trabajado durante diez años y han analizado nada menos que 11.000 muestras distintas.

Otros que tampoco lo tendrán fácil para sobrevivir son los lagartos. Un estudio dado a conocer en la revista Global Ecology and Biogeography revela que aquellas especies que por su modo de reproducción son vivíparas podrían desaparecer en un plazo de cincuenta años debido al cambio climático.

Hay más datos preocupantes. Como que el 70% de la población de tigres ha desaparecido en los últimos 30 años. O que la caza de más de 100 millones de tiburones al año, lo que ha reducido su población en un 90%. Y es que, según los expertos, estamos en medio de una crisis de extinción sin precedentes. De ahí que los conservacionistas tengan sus esperanzas puestas en los resultados de la reunión de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites, por sus siglas en inglés), que arrancó el pasado domingo en Tailandia y cuyo principal fin es diseñar nuevos planes para proteger a las especies amenazadas. De momento, parece que algunas especies como el oso polar no conseguirán alcanzar el máximo nivel de protección, como pretendían los representantes de Estados Unidos.