La acción humana puede provocar la sexta extinción masiva del planeta

Miércoles, agosto 20th, 2014

El término Extinción masiva no es algo ajeno a la biología de la Tierra. De hecho, ya han ocurrido cinco grandes extinciones a lo largo de los 600 millones de años en que los animales hemos poblado nuestro planeta. Sin embargo, nos enfrentamos a la primera extinción ocasionada directamente como consecuencia de la acción humana.

Los procesos naturales que provocan extinciones, tales como erupciones volcánicas, cambios climáticos o impactos de meteoritos, forman parte del proceso evolutivo que sufre la vida en la Tierra. La última y seguramente más conocida se produjo hace unos 65 millones de años cuando un gran meteorito impactó en lo que hoy es la península de Yucatán en Méjico ocasionando la desaparición de cerca del 75% de todas las especies, incluidos los dinosaurios. Ahora, la mayoría de los científicos están convencidos de que el mundo se encuentra inmerso en su sexta oleada de extinción. Y, como ya hemos dicho, la novedad es que está provocada por la acción incontrolada del hombre. Así, la biodiversidad actual del planeta, producto de 3.500 millones de años de ensayo y error evolutivo, la más alta en la historia de la vida, puede estar llegando a un punto de inflexión.

Debido a la actividad humana se ha acelerado el fin de varias especies animales a través de la destrucción de las tierras salvajes, su aniquilación para convertirlos en productos de lujo o su persecución al ser considerados una amenaza o un competidor. Así, 322 especies de vertebrados terrestres se han extinguido desde el año 1500. Los invertebrados han descendido en un 45% en la población de dos tercios de las especies examinadas en el mismo período de 35 años en el que la población humana se ha duplicado. Por esta razón, los científicos han acuñado el término defaunación (a semejanza de deforestación) para referirse a este grave fenómeno.

Lince ibérico, una de nuestras especies más amenazadas

Aunque las especies más grandes y carismáticas como los tigres, rinocerontes y osos panda reciben la mayor atención por parte de la opinión pública, incluso la desaparición del escarabajo más pequeño puede alterar los ecosistemas sobre los que dependen los humanos. Insectos, arañas, crustáceos, babosas y gusanos resultan fundamentales para la polinización, el control de plagas en los cultivos, la descomposición y el ciclo de los nutrientes, la calidad del agua (la desaparición de anfibios hace que aumenten las algas y las aguas residuales) o la salud humana. En términos económicos, estos animales proporcionan servicios importantes a los humanos, a menudo, de miles de millones de euros. Por ejemplo, se requiere la polinización de los insectos en el 75% de todos los cultivos alimentarios del mundo y se estima en un valor de aproximadamente el 10% del valor económico de toda la oferta de alimentos del mundo. A nivel mundial, los polinizadores parece estar disminuyendo fuertemente en abundancia y diversidad.

¿Y qué soluciones podemos aportar? Con objetivo de aumentar la biodiversidad se pueden crear nuevas áreas salvajes en las que se introduzcan animales y plantas de modo que se establezcan nuevas poblaciones y se restauren los procesos biológicos. Esto podría incluir la polémica práctica del reemplazo ecológico, donde se introduce una especie sustituta con la misma función ecológica que la especie original desaparecida, de modo que el ciclo natural del ecosistema no se ve interrumpido. Otra estrategia también sería la colonización asistida, por la que se mueven especies fuera de su área de distribución natural, donde están amenazadas, para evitar su extinción.

Otra opción más controvertida sería la de traer de vuelta a una especie extinta a través de tecnologías avanzadas, aunque entraríamos en la polémica y difícil decisión sobre qué especies deberían ser “resucitadas” y en qué hábitats deberían ser introducidas.

iFelix: la nueva generación de cuadernos de campo.

Viernes, enero 11th, 2013

iFelix es un original proyecto de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente creado con el objetivo de recuperar la vida, obra y el legado del naturalista actualizando una de sus obras más emblemáticas, sus “Cuadernos de campo”, para adaptarla a los nuevos dispositivos electrónicos, concretamente a las tabletas.

Las nuevas y originales fórmulas empleadas en la app, creada por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, han transformado el concepto de cuaderno de campo tradicional convirtiéndolo en una aventura virtual, donde se descubren los secretos de las distintas especies recopiladas con el máximo rigor científico. La aplicación, creada por un equipo de naturalistas, biólogos, ilustradores, artistas digitales, fotógrafos de naturaleza y programadores, está ya disponible para iPad y otras tabletas, destinada a los amantes de la naturaleza.

De momento ya está disponible iFelix – Wolf, con información completa y actualizada sobre la vida del lobo, nuevos dibujos de campo, animaciones 3D, fotografías, clips de audio y mapas dinámicos; además de herramientas del naturalista para geolocalizar avistamientos de fauna y prácticas de dibujo de campo con lobos. Le seguiran iFelix – Eagles (águila imperial) e iFelix – Lynx (lince ibérico).

Recuperación, reproducción y reintroducción de fauna salvaje

Miércoles, noviembre 2nd, 2011

Una de las salidas profesionales de un biólogo es trabajar en Parques Nacionales, Parajes Naturales o Centros de Recuperación de Especies. Por eso nos ha parecido interesante que el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) y la Universidad Complutense de Madrid (UCM) comiencen a impartir este mes el curso de “Técnico en recuperación, reproducción y reintroducción de fauna salvaje”. El curso comprende temas relacionados con la salud (incluyendo métodos de diagnóstico laboratorial y estudios post mortem), rehabilitación, cría en cautividad y trabajos de campo relacionados con la fauna salvaje. El programa se divide en dos partes básicas: una teórica que se impartirá de lunes a viernes en la Facultad de Veterinaria durante el mes de diciembre y una práctica (de martes a jueves) que se desarrollará en el Hospital de Fauna Salvaje de GREFA de enero a marzo, ambos inclusive.

Únicamente hay disponibles 24 plazas y serán adjudicadas 4 becas del 50% del precio total del curso. Puedes informarte en esta página.

El mochuelo, ave del año

Miércoles, agosto 31st, 2011

Desde 1988, SEO/BirdLife elige cada año una especie de nuestra avifauna como “ave del año”. El urogallo, la avutarda, el águila imperial o el buitre negro han sido algunas de las más destacadas hasta la fecha. Pero en 2011 por primera vez la protagonista es una rapaz nocturna, el mochuelo europeo o mochuelo común (Athene noctua). Se trata de una rapaz “de aspecto compacto y regordete, con la cabeza de aspecto plano y redondeado y unas características cejas anchas y claras lo que hace que parezca que está enfadado”, según lo describen desde SEO/Birdlife. Tiene unos grandes ojos amarillos de expresión sorprendida. La intensificación agrícola, los cambios en el uso del suelo, los atropellos y la caza ilegal son sus principales amenazas. De hecho, el número de mochuelos en España ha descendido más de un 40% en la última década. Se estima que hay alrededor de 50.000 parejas de mochuelos en nuestro país.

Una webcam transmite en directo la vida de dos águilas imperiales de Cabañeros

Lunes, marzo 28th, 2011

Una pareja de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) del Parque Nacional de Cabañeros puede ser observada desde este mes a través de internet (http://www.aguilaimperial.org) gracias a la instalación de una webCam situada próxima al nido. Según los expertos, la observación no supone ningún impacto sobre la especie y permitirá el estudio de esta rapaz.

El Parque Nacional de Cabañeros es uno de los espacios naturales más representativos del hábitat del águila imperial ibérica. La pareja que se puede observar por internet lleva criando en la misma zona desde 1989, y se tiene constancia de que 16 pollos han volado desde entonces. En la actualidad, dentro del Parque crían otras dos parejas y existen otras cuatro que se alimentan en buena medida en el mismo, aunque sus nidos estén fuera de su superficie.

La población de águila imperial ibérica se ha multiplicado casi por seis en los últimos 15 años, pasando de 50 parejas reproductivas en 1995 a una población de 282 parejas en 2010, la mayoría localizadas en Castilla-La Mancha.

La actividad forma parte del programa Alzando el vuelo de SEO/BirdLife, y se desarrolla en colaboración con el MARM, la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, la Fundación Biodiversidad, ADIF y Caja Madrid Obra Social, con el objetivo de favorecer la conservación y sensibilización en materia de conocimiento y respeto a la naturaleza.