Hallado un marsupial que comía caracoles

Lunes, mayo 30th, 2016

Se han encontrado restos de un cursioso marsupial que comía caracoles. El Malleodectes mirabilis vivió hace unos 15 millones de años y se han hallado restos en el noroeste de Queensland (Australia), en el yacimiento de Riversleigh.

Malleodectes mirabilis, un marsupial que comía caracoles – Blog COBCM

Malleodectes mirabilis, un marsupial que comía caracoles. Imagen: Peter Schouten.

Un equipo de investigadores que trabajaba en el yacimiento de fósiles de Riversleigh ha hallado restos de un espécimen juvenil del animal Malleodectes mirabilis, un marsupial realmente particular por su dieta. En estos restos se han encontrado los dientes de leche, así como dientes adultos a punto de salir.

Este hallazgo no es el primero de la cueva de Riversleigh que ha sorprendido a la comunidad científica. Los fósiles encontrados en este yacimiento abarcan ya los últimos 24 millones de años de la historia de Australia. En este lugar, por ejemplo, se han encontrado antes restos de animales desconocidos como el yalkaparidonto, otro marsupial extraño que recuerda al pájaro carpintero.

Un marsupial que comía caracoles

Mike Archer, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur e investigador durante el hallazgo de los restos del Malleodectes mirabilis, recalca la importancia del descubrimiento y señala la peculiaridad de la dieta de este marsupial: su potente premolar de gran tamaño y con forma de martillo le permitía triturar y aplastar las conchas de los caracoles, que probablemente eran su fuente principal de alimentación.

A partir de las investigaciones se ha podido averiguar que esta especie vivió hace unos 15 millones de años, en el Mioceno Medio.

Las características de los dientes hallados se han analizado en profundidad y se han podido relacionar con las denticiones de los dasiúridos, los marsupiales carnívoros como el famoso demonio de Tasmania.

El Malleodectes mirabilis pudo extinguirse por un importante cambio climático que afectó a Australia. El territorio pasó de contar con zonas de selva tropical en la zona norte a convertirse en un ambiente árido como el que conocemos hoy en día.

La relación entre las escamas y el esmalte dental

Viernes, septiembre 25th, 2015

El esmalte de los dientes de los humanos podría tener su origen en escamas de peces ya extintos, según han explicado un grupo de investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) y del Instituto de Paleontología y Paleoantropología Vertebrada de la Academia de Ciencias (China).

La relación entre las escamas y el esmalte dental

A partir de la combinación de fósiles y datos genéticos, los científicos han podido comprobar que el esmalte dental actual guarda muchas similitudes con la ganoína, un tipo de tejido que se ha encontrado en algunos peces primitivos o extintos, como el Lepisosteus oculatus. Del mismo modo, se han encontrado en otros peces primitivos –como el Latimeria chalumnae– proteínas que también están presentes en nuestro esmalte: la amelogenina y la ameloblastina, entre otras. Todo apunta a que algunas de estas “coincidencias genéticas” podrían remontarse incluso a los sarcopterigios más antiguos, según las evidencias fósiles conocidas hasta ahora.

Las conclusiones se han obtenido mediante un estudio detallado del genoma del Lepisosteus oculatus, que demostró que sus genes participan activamente en la deposición de la ganoína. También se pudo comprobar que existe una relación entre las matrices del esmalte y de la ganoína.

Los resultados del estudio se han publicado en un artículo para la revista científica Nature. En palabras del autor principal, Per Erik Ahlberg, los datos demuestran cómo la evolución es capaz de transformar elementos para que puedan desempeñar funciones distintas con el paso del tiempo, incluso cuando la función original ha desaparecido por completo.

Fuente: Revista Quo.

Hallan en China el fósil de esponja más antiguo conocido

Miércoles, marzo 18th, 2015

El descubrimiento de un nuevo fósil de esponja en el sur de China puede contribuir a realizar progresos en los conocimientos que se tienen sobre la historia de la evolución. Se trata de un ejemplar que mide aproximadamente 1 mm de ancho y de largo, pero su importancia es crucial porque se considera el fósil de esponja más antiguo encontrado hasta ahora.

Hallan en China el fósil de esponja más antiguo conocido

Al grupo de científicos que investigan en esa zona de China les ha sorprendido el buen estado en que se encuentra el fósil de esponja, que contiene cientos de miles de células. El descubrimiento se ha realizado en un área geológica caracterizada por gran abundancia de fósforo. Según explican en el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Science, el ejemplar tiene unos 600 millones de años, por lo que se considera el fósil de esponja más antiguo encontrado hasta el momento. Ahora el trabajo continúa con la esperanza de hallar más fósiles.

Este descubrimiento podría ayudar a arrojar luz sobre los procesos de evolución de las esponjas, de los que aún se conoce muy poco. Hasta ahora se creía que estos animales no habían aparecido hasta el Cámbrico (hace unos 541 millones de años). Este fósil situaría el origen de las esponjas en un periodo anterior.

Según las declaraciones de Michael Balter en Science, una datación correcta de la aparición de las esponjas ayudaría a comprender mejor la evolución animal, ya que el momento de separación de las esponjas y los Eumetazoos fue clave en la fase inicial de la historia de la vida en la Tierra.

¿Por qué algunas ballenas tienen cráneos asimétricos?

Miércoles, agosto 24th, 2011

Los cráneos asimétricos son una característica bien conocida del grupo de ballenas modernas conocido como odontocetos (cetáceos con dientes). Estas ballenas también tienen estructuras nasales altamente modificadas con las cuales producen sonidos de alta frecuencia para la ecolocación, una especie de sonar biológico que usan para navegar y encontrar comida. El otro grupo moderno de ballenas, los misticetos (cetáceos barbados) tienen cráneos simétricos y no usan el sonido para ubicarse.

Un estudio publicado esta semana en la revista Proceedings of the Nacional Academy of Sciences (PNAS) sugiere que los cráneos asimétricos pueden haber ayudado a que la ballenas primitivas discriminaran la dirección de los sonidos en el agua y no son, como se creía antes, sólo una adaptación más tardía relacionada con la ecolocación. Un detalle curioso del estudio es que cuando Julia Fahlke y sus colegas de la Universidad de Michigan (EE UU) empezaron a estudiar con un modelo tridimensional generado por tomografía computarizada a las ballenas, concretamente el cráneo de un basilosauro que vivió hace 37 millones de años, observaron que el modelo era notablemente asimétrico, pero pensaron que la deformación se había producido durante el entierro yla  fosilización, bajo la presión de los sedimentos. Para corregir la deformación el coautor Aaron Word, enderezó el cráneo en el modelo digital. Pero cuando Fahlke empezó a trabajar con el modelo “corregido” las mandíbulas no se ajustaban correctamente.  “Finalmente, me dí cuenta: quizá los cráneos de los arqueocetos eran realmente asimétricos”, explica Fhalke. Para comprobarlo visitó el Museo de Paleontología de la Universidad de Michigan, que alberga una de las colecciones más grandes y completas de arqueocetos en el mundo. Fahlke comenzó a examinar los cráneos de los arqueocetos y, para su sorpresa, “todos mostraban el mismo tipo de asimetría: un sesgo a la izquierda cuando uno los mira desde arriba”.

Para estudiar la asimetría de forma más rigurosa Fahlke y sus colegas seleccionaron seis cráneos bien preservados que no mostraban señales de deformación artificial y midieron la desviación de una línea recta trazada del hocico a la parte de atrás del cráneo. Para compararlos hicieron medidas similares de los cráneos claramente asimétricos de artiodáctilos, el grupo de mamíferos terrestres a partir de los cuales evolucionaron las ballenas.

Facke asegura que sus estudios demuestran “que la asimetría apareció mucho antes de lo que se pensaba, antes de que se diferenciaran las ballenas barbadas de las ballenas dentadas”. “Esto significa que las primeras ballenas barbadas deben haber tenido asimétricos que luego se tornaron simétricos”, sugiere.

También en los búhos

El vínculo entre la asimetría y la audición direccional no es único de las ballenas, dijo Fahlke. “Los búhos tienen aperturas asimétricas de las orejas, lo cual les ayuda a descomponer los sonidos complejos e interpretar las diferencias en el espacio y el tiempo, de manera que pueden discriminar el crujido de las hojas alrededor de ellos causado por el movimiento de un ratón en el suelo”, dijo Fhalke. “Tal destreza también debe haber servido de ayuda cuando se trataba de detectar las presas en el agua, por lo cual interpretamos que el mismo tipo de mecanismo operaba en los arqueocetos”.