La caza amenaza a cientos de especies en el mundo

Viernes, octubre 21st, 2016

La caza furtiva y, en general, todas las actividades de caza no regulada, están poniendo en peligro de extinción a más de 300 especies de mamíferos en todo el mundo. La comunidad científica pide que se tomen medidas urgentes para evitar las consecuencias desastrosas sobre la biodiversidad y los ecosistemas.

Caza pone en peligro especies de todo el mundo – Blog COBCM

Un nuevo estudio publicado en la revista Royal Open Science ha sacado a la luz los datos preocupantes sobre especies como la ardilla gigante de Sulawesi, la rata albina, el mandril o el yack salvaje, que son solo una pequeña parte del gran listado de animales mamíferos amenazados por la caza.

La caza de estos animales ha sido durante siglos una fuente importante de alimentación, clave para la subsistencia de numerosas comunidades indígenas en América del Sur, Asia y África. Sin embargo, si no se ponen en marcha medidas eficaces para controlar sus consecuencias negativas, más de 300 especies de mamíferos podrían desaparecer en los próximos años.

A la caza tradicional incontrolada se añaden también los delitos de los cazadores furtivos que siguen aniquilando ejemplares de especies protegidas para traficar con sus pieles, sus cuernos u otros materiales muy valiosos en el mercado negro.

En cualquiera de los casos, la casa descontrolada tiene graves consecuencias para la biodiversidad y ha puesto a más de 300 especies de mamíferos en peligro de extinción. La desaparición de estas especies provocaría además la modificación drástica o total desaparición en muchos ecosistemas y dejaría a muchas personas sin fuente de alimentación.

Los autores del estudio consideran que el impacto que tendría esta extinción sería tan alto como el que tuvo el impacto del meteorito en la extinción masiva que acabó con los dinosaurios. La única solución sería coordinar esfuerzos de conservación y desarrollo sostenible a gran escala y en todo el mundo, una idea casi utópica por la dificultad de su realización.

Fuente: VeoVerde.

Tres cosas curiosas que deberías saber sobre los elefantes

Lunes, agosto 12th, 2013

En el Día Mundial de los Elefantes (12 de agosto) recordamos algunas cualidades sorprendentes de los paquidermos descubiertas en tres estudios científicos recientes.

Son compasivos. Los elefantes demuestran un comportamiento hacia los enfermos y muertos de su especie que sugiere que son capaces de sentir algo parecido a la compasión, según asegura un estudio publicado en la revista Applied Animal Behaviour Science. Un grupo de científicos encabezado por Iain Douglas-Hamilton, de la Universidad de Oxford, llegó a esta conclusión tras analizar el comportamiento de varios ejemplares entre 900 elefantes de la reserva nacional de Samburu, en el norte de Kenia. Siguiendo la evolución de los animales gracias a unos sensores detectables por satélite, los investigadores comprobaron que éstos se ayudan cuando están enfermos y se rinden homenaje cuando alguno fallece.

Cooperan. El elefante asiático (Elephas maximus) coopera con otros ejemplares de su misma especie para conseguir un objetivo. Así lo demostraron Joshua M. Plotnik, autor principal del estudio e investigador del departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).
en un experimento dado a conocer en PNAS. Doce elefantes asiáticos cooperaron entre sí para recibir una recompensa en forma de comida. Para lograrlo, dos elefantes tiraron de forma coordinada de los extremos de dos cuerdas con sus trompas, y así obtuvieron el premio. Los científicos comparan el nivel de cooperación de los paquidermos con el de los chimpancés.

Trotan y caminan a la vez. La mayoría de los animales pasan sin esfuerzo de caminar a correr, pero su enorme tamaño impide a los elefantes saltar en el aire a velocidades elevadas. Un equipo de científicos europeos ha estudiado los movimientos de los paquidermos con el ánimo de demostrar si corren o caminan para desplazarse a gran velocidad. Los resultados confirman que las patas delanteras trotan mientras que las traseras caminan a velocidades elevadas, tal y como daban a conocer en Journal of Experimental Biology.