Pronto tendremos un catálogo digital de peces

Jueves, agosto 4th, 2016

La Universidad de Washington ha anunciado que creará un catálogo digital con datos sobre las 25.000 especies de peces que se conocen en la actualidad en todo el mundo. Las ventajas de la digitalización de este tipo de datos son innegables, porque facilitarán el acceso al conocimiento de los investigadores, estudiantes y amantes de la zoología desde cualquier lugar.

Peces

Un catálogo virtual con más de 25.000 especies de peces

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, los científicos de la Universidad de Washington están utilizando un escáner TC (de tomografía computarizada), que se usa para otras funciones en distintos campos como la medicina. Se trata de una tecnología muy interesante porque permite obtener una imagen mucho más integral del objeto de estudio que los rayos X, ya que es capaz de detectar la fuente de radiación alrededor del cuerpo.

El objetivo principal en este caso es poder aplicar este sistema como un método de “escaneo en 3D” y obtener así réplicas en tres dimensiones de todas las especies de peces que se conocen en el mundo hasta ahora. Cualquier persona interesada podrá acceder a este inmenso catálogo desde su ordenador para ver en detalle el modelo digital de cualquier pez.

Una de las grandes limitaciones en procesos de este tipo es publicar la información de un modo que sea fácilmente accesible y comprensible para todo tipo de público, y el equipo de la Universidad de Washington espera poder solucionar este problema gracias a la sencillez de la interpretación de los modelos 3D digitales.

Adam Summer, científico a la cabeza del proyecto y profesor de Biología y Ciencias del Mar, explica que cualquier usuario podrá acceder a una gran cantidad de detalles sobre los peces, como por ejemplo las escamas, los apéndices luminosos y otras características llamativas de las diferentes especies.

Este tipo de iniciativas de catalogación, ya sea de especies o de ecosistemas, tiene un efecto muy positivo en la divulgación científica porque permite el acceso a conocimientos que de otra manera serían difícilmente accesibles o comprensibles para la población en general. Además, para la comunidad científica, la digitalización de estos catálogos ofrece numerosas ventajas relacionadas con la consulta y la investigación.

Se pueden conocer más detalles sobre el proyecto en la web de la Universidad de Washington.

Las larvas de peces podrían desarrollar adicción al plástico

Lunes, junio 6th, 2016

Un grupo de científicos de la Universidad de Uppsala (Suecia) ha estudiado larvas de peces expuestas a partículas de microplástico acaban ignorando todo tipo de fuentes de alimento para centrarse exclusivamente en las partículas plásticas, lo que deteriora drásticamente su desarrollo y su crecimiento.

Larvas

En esta imagen podemos ver una larva de pez del Mar Báltico que ha ingerido una partícula de microplástico. Fotografía de Oona Lönnsted.

Peces con adicción al plástico

Esta es la primera vez que un grupo de científicos consigue probar que la presencia de micropartículas plásticas (entendiendo como tales las de menos de 5 milímetros de tamaño) puede alterar drásticamente el crecimiento de las larvas de los peces. Este fenómeno se produce fundamentalmente porque los animales acaban ignorando toda fuente de alimento y se centran casi exclusivamente en los plásticos, desarrollando casi una “adicción” a este tipo de sustancias.

Los análisis se han llevado a cabo en el Mar Báltico y los resultados del estudio se han publicado en la revista científica Science.

Alteraciones graves en el desarrollo de los peces

Los ejemplares estudiados demostraron comportamientos fuera de lo común, así como tasas de eclosión reducidas. Y los niveles de microplástico que se han tenido en cuenta para el estudio se corresponden con los niveles de contaminación que, tristemente, son habituales en gran parte de los ecosistemas costeros del mundo.

El profesor Peter Eklöv, uno de los autores del estudio, asegura que es la primera vez que se han hallado pruebas que demuestran una predisposición de los peces a ingerir partículas plásticas, incluso ignorando fuentes naturales de alimento como el zooplancton flotante.

Las consecuencias de esta curiosa “adicción” al plástico pueden ser especialmente preocupantes: los peces que desarrollan esta alimentación se comportan de manera diferente, experimentan niveles de actividad mucho más bajos e incluso ignoran el olor de los depredadores.

Fuente: Universidad de Uppsala.

Para alimentarse, las gaviotas observan a los patos

Viernes, noviembre 6th, 2015

Las gaviotas aprenden de los patos. De hecho, se ha comprobado que las gaviotas observan a los patos para aprender cómo alimentarse en algunas circunstancias.

Para alimentarse, las gaviotas observan a los patos – Blog COBCM

Un reciente estudio publicado en The Auk: Ornithological Advances ha permitido conocer algunas “rarezas” del comportamiento de las gaviotas. En la laguna Szczecin, situada en la frontera entre Alemania y Polonia, se ha podido comprobar que las gaviotas han aprendido a alimentarse de manera más eficiente observando a los patos.

Las gaviotas de dicha laguna han desarrollado un comportamiento curioso: siguen a los patos buceadores para coger los mejillones que estos sacan a la superficie desde el fondo. De este modo, son capaces de alimentarse de una comida que de lo contrario sería totalmente inaccesible.

Gaviotas adaptadas a cualquier circunstancia

En el estudio se explica que la gaviota es una de las aves con mayor capacidad de adaptación, así como de explotación de una gran variedad de alimentos. Además, las gaviotas son capaces de aprender rápidamente y responden perfectamente a oportunidades nuevas.

Los investigadores, entre los que se encuentra Dominik Marchowski –de la Universidad de Szczecin, Polonia– observaron las aves de la laguna desde octubre de 2013 hasta noviembre de 2014, poniendo especial atención a tres especies de pato gracias a telescopios terrestres. De esta manera, se estudió la intensidad con la que los patos (el porrón común, el porrón moñudo y el porrón bastardo) buscaban comida, al tiempo que se grababa la presencia de las gaviotas en la zona. Además, se recogieron muestras de comida regurgitada por las gaviotas para comprobar qué estaban comiendo estas aves.

Los resultados de todos estos análisis permitieron comprobar que las gaviotas se estaban alimentando de los restos de mejillón tigre que perdían los patos (comensalismo) y que incluso llegaban a quitar la comida directamente a los patos (cleptoparasitismo). No es coincidencia, por tanto, que cuantos más patos de la bandada se encontraran buscando alimento, más gaviotas merodeaban por la misma zona.

Curiosamente, la dieta de las gaviotas cambia dramáticamente en función de la presencia de los patos en los distintos periodos del año. Así, cuando tienen compañía de estas aves, dejan de alimentarse sobre todo de peces para pasar a incorporar el mejillón como pieza clave en su dieta.

Fuentes: EuropaPress y Ecoticias.

La relación entre las escamas y el esmalte dental

Viernes, septiembre 25th, 2015

El esmalte de los dientes de los humanos podría tener su origen en escamas de peces ya extintos, según han explicado un grupo de investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) y del Instituto de Paleontología y Paleoantropología Vertebrada de la Academia de Ciencias (China).

La relación entre las escamas y el esmalte dental

A partir de la combinación de fósiles y datos genéticos, los científicos han podido comprobar que el esmalte dental actual guarda muchas similitudes con la ganoína, un tipo de tejido que se ha encontrado en algunos peces primitivos o extintos, como el Lepisosteus oculatus. Del mismo modo, se han encontrado en otros peces primitivos –como el Latimeria chalumnae– proteínas que también están presentes en nuestro esmalte: la amelogenina y la ameloblastina, entre otras. Todo apunta a que algunas de estas “coincidencias genéticas” podrían remontarse incluso a los sarcopterigios más antiguos, según las evidencias fósiles conocidas hasta ahora.

Las conclusiones se han obtenido mediante un estudio detallado del genoma del Lepisosteus oculatus, que demostró que sus genes participan activamente en la deposición de la ganoína. También se pudo comprobar que existe una relación entre las matrices del esmalte y de la ganoína.

Los resultados del estudio se han publicado en un artículo para la revista científica Nature. En palabras del autor principal, Per Erik Ahlberg, los datos demuestran cómo la evolución es capaz de transformar elementos para que puedan desempeñar funciones distintas con el paso del tiempo, incluso cuando la función original ha desaparecido por completo.

Fuente: Revista Quo.