Hallan restos de un mosasauro gigante

Viernes, diciembre 30th, 2016

Un grupo de científicos ha encontrado restos de un enorme mosasauro, un animal depredador del periodo Cretácico que podía alcanzar hasta 10 metros de longitud y que vivía en las aguas de la Antártida.

mosasauro – blog cobcm

Imagen correspondiente al abstract gráfico del artículo publicado por Rodrigo A. Otero et al. en la revista Cretaceous Research (volumen 70, febrero de 2017): Kaikaifilu hervei gen. et sp. nov., a new large mosasaur (Squamata, Mosasauridae) from the upper Maastrichtian of Antarctica.

Los mosasauros son especies gigantes del periodo Cretácico que habitaban las aguas de la zona de la Antártida (en aquel periodo, hace alrededor de 66 millones de años, las temperaturas no eran tan frías como las actuales en esa parte del planeta). Estos animales gigantescos eran los mayores depredadores de la zona, según los restos que se han hallado hasta el momento.

Sabemos de la existencia de estas especies desde hace pocos años: hasta 2010 no se encontraron los primeros indicios de los mosasauros, y las investigaciones comenzaron cuando se encontró en la isla de Seymour un cráneo que medía alrededor de 1,2 metros de longitud.

Los expertos se han volcado desde entonces en la búsqueda de más restos del mosasauro, cuyo nombre científico es Kaikaifilu hervei. La especie es un enorme reptil acuático, depredador, capaz de alimentarse de otros reptiles marinos de gran tamaño (incluso de animales con dimensiones similares a las de las ballenas actuales, como por ejemplo los plesiosaurios). Vivieron hace aproximadamente 66 millones de años y fueron contemporáneos de especies como el Tyrannosaurus rex, por lo que los científicos suponen que la especie pudo desaparecer también a la vez, en la extinción masiva que, se cree, pudo provocar el choque de un meteorito en la Tierra.

Los nuevos restos encontrados son solo la segunda evidencia de la existencia de mosasaurios, por lo que el campo a la investigación sigue abierto. Desde el descubrimiento de 2010 no se había vuelto a encontrar ningún cráneo de esta especie.

Gusanos de 530 millones de años de antigüedad

Jueves, diciembre 24th, 2015

Un reciente descubrimiento ha dejado a la comunidad científica “con la boca abierta”: se trata de unos restos de gusanos del periodo Cámbrico, de aproximadamente unos 530 millones de años de antigüedad. Los restos han sido encontrados en el sur de China.

Gusanos del periodo Cámbrico – Blog COBCM

Representación de la estructura del cuerpo de estos gusanos. Fuente de la imagen: IFLS.

Un grupo de científicos del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (Estados Unidos) y de la Academia de Ciencias de China ha encontrado restos de un antiguo gusano acorazado en un excelente estado de conservación. Pertenecen a Eokinhorhynchus rarus y podrían ser la clave para entender mejor el proceso de evolución de las especies con cuerpos segmentados.

Resolviendo el misterio de la evolución de los gusanos

Los resultados de la investigación se han dado a conocer en la revista Scientific Reports y han permitido conocer en más detalle las características de estos animales. Se trata de gusanos con un largo de pocos milímetros, cuerpo segmentado y algunos detalles a nivel anatómico que permiten suponer que están estrechamente relacionados con los ancestros de los quinorrincos actuales (y de los que se conservan aún unas 240 especies).

Los primeros restos de Eokinorhynchus rarus se encontraron el año 2013 en Nanjiang (China), pero tanto esos como los demás hallados hasta el momento se encontraban en muy mal estado. Por ello, el nuevo hallazgo supone un gran avance en la investigación y permitirá por fin entender mejor la relación evolutiva con los quinorrincos y otras especies actuales.

Los restos encontrados ahora en China se encuentran muy bien conservados, y un análisis mediante microtomografía computarizada ha permitido descubrir que el cuerpo tiene una división en tres partes: cabeza, cuello y tronco. El tronco cuenta con once segmentos, y la cabeza tiene una boca dentada con forma de cono.

Fuente: Muy Interesante.

Situación alarmante para las aves necrófagas

Viernes, diciembre 11th, 2015

Son malos tiempos para el buitre ibérico y para otras aves necrófagas. Las Comunidades Autónomas de Asturias, Galicia, Baleares, Murcia, Madrid y País Vasco aún no cuentan con una normativa propia que permita la regularización del depósito de cadáveres de ganado doméstico, como exige la legislación nacional.

SEO/BirdLife está solicitando a las comunidades autónomas que cumplan con las exigencias de la legislación nacional y regulen las zonas de alimentación de las aves necrófagas. Además de las comunidades que a día de hoy carecen de una regulación específica en este tema, otras como Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha fijan el enterramiento o la incineración de los restos de caza mayor, sin temer en cuenta la importancia que dichos restos tienen para aves carroñeras.

Alarmante situación de las aves necrófagas – Blog COBCM

¿Qué ocurre con la protección de las aves necrófagas?

En el año 2011, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España aprobó el Real Decreto 1632/2011 que regulaba la alimentación de aves necrófagas de interés comunitario, como una manera de compensar los problemas ocasionados por el nuevo sistema de normas de sanidad animal desarrollado a nivel comunitario tras la crisis de las vacas locas.

El mencionado Real Decreto fijaba la responsabilidad de las comunidades autónomas en la regulación de estos asuntos, siempre atendiendo a dos criterios fundamentales: la certeza científica de que las aves necrófagas no suponen un riesgo para la salud (que estén libres de enfermedad) y la garantía de protección y conservación de aves en peligro de extinción o especies protegidas en general.

Algunas comunidades autónomas carecen aún de la legislación apropiada, o bien cuentan con normativas incompletas que siguen poniendo en peligro a las especies más amenazadas. Por ejemplo, en muchos lugares se obliga a los ganaderos de explotaciones extensivas a cumplir una larga lista de responsabilidades excesivamente difíciles que se convierten en un obstáculo para la aplicación real de la normativa.

Por si fuera poco, el buitre ibérico se ve obligado a consumir alimentos cada vez de peor calidad, por ejemplo en vertederos o a partir de restos de animales de explotaciones intensivas (y, por tanto, con altas cantidades de productos farmacéuticos).

En España, las causas de mortalidad más importantes para estas especies son los envenenamientos o las intoxicaciones, seguidos de colisiones y electrocuciones con tendidos eléctricos, disparos y problemas de desnutrición por disminución de fuentes de alimento.

Algunas aves necrófagas han sido incluidas en la nueva Lista Roja de Aves de la UICN en 2015 como especies vulnerables o en peligro de extinción debido a su alarmante situación.

Es fundamental, por tanto, que se fomente desde la legislación la conservación de muladares y comederos fuera del alcance de carroñeros terrestres y que puedan ayudar al buitre ibérico y a otras aves carroñeras.

Fuente: Ecoticias.