Una bioimpresora 3D que imprime piel humana

Un grupo de científicos españoles ha conseguido crear una bioimpresora 3D que puede “generar” piel humana mediante esta técnica de impresión. El prototipo del aparato abre las puertas para un futuro esperanzador en el que se podría usar esta piel artificial para la investigación e incluso para los trasplantes.

bioimpresora 3d piel humana – blog cobcm

Un grupo de trabajo de la universidad española UC3M (Universidad Carlos III de Madrid) ha logrado crear el primer prototipo de bioimpresora 3D capaz de generar artificialmente piel humana funcional y, por tanto, apta para tests médicos e incluso para trasplantes.

En el proceso de investigación han participado también el CIEMAT (el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y la empresa BioDan Group.

Ahora, la nueva bioimpresora 3D atravesará las siguientes fases necesarias hasta el lanzamiento del producto definitivo al mercado. Dentro de unos años, podría convertirse en un estándar en numerosos centros de investigación.

Piel artificial con una bioimpresora 3D

Aunque en España y otros países ya se ha trabajado anteriormente con tejidos artificiales capaces de comportarse como tejidos humanos reales, el gran avance que supone esta bioimpresora 3D se debe a la automatización del proceso.

Gracias a este tipo de dispositivos, los costes de producción de tejidos artificiales se reducirán mucho y podrán, por tanto, emplearse a gran escala.

Los investigadores de la UC3M hablan de dos grandes líneas de aplicaciones: por una parte, los tests y las pruebas de productos como medicamentos y cosméticos; y por otra, los trasplantes para pacientes con quemaduras y otros problemas de piel.

La piel creada con esta bioimpresora 3D tiene una estructura idéntica a la de la piel humana natural, y se consigue gracias a un mecanismo especial en el aparato. Los materiales empleados son componentes biológicos que la impresora va “inyectando” en la superficie inicial hasta crear la estructura definitiva del tejido.

Fuente de la noticia: TICBeat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *